Ragazzi per l'unità

Son 150.000 chicas y chicos, presentes en 182 países de los 5 continentes, su objetivo es construir un mundo unido; saben que no es una utopía, sino el futuro que quieren construir: un compromiso por parte de cada uno y que tratan de vivir cotidianamente allí donde están: en la escuela, en la familia, con los amigos, en sus ciudades…

Este Movimiento de gran alcance nació en 1984 alrededor de los Gen 3, del Movimiento de los Focolares: con ellos comparten el ideal de la fraternidad y el compromiso de construirla recorriendo todos los “senderos” posibles para derribar las barreras del odio y de la indiferencia.

Ragazzi per l'unità, Giordania

Creen en el amor evangélico como única fuerza capaz de cambiar el mundo, tratan de vivirlo y de involucrar a sus amigos y a las personas cercanas a ellos. Se comprometen a vivir la Regla de Oro: “Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti”, presente en la Biblia y en los libros sagrados de muchas de las grandes religiones y principio compartido por muchos. De hecho, viviéndola, se entablan relaciones nuevas capaces de contribuir, siendo fieles a la propia fe, a la realización de la paz y de la fraternidad.

Dan testimonio del ideal del mundo unido a través de encuentros, jornadas y asambleas en las escuelas, juegos, iniciativas deportivas, actividades ecológicas, manifestaciones de todo tipo… Utilizan el lenguaje de la música o de las palabras, del arte o a través de actividades para llegar a todos sus coetáneos.

Se comprometen a llevar la unidad allí donde viven construyendo puentes de unidad con aquellos que son diferentes a ellos, por cultura, edad, religión; asisten a los refugiados o a los inmigrantes, tratan de entrar en diálogo con todo tipo de personas para encontrar con cada uno puntos de encuentro y descubrir que la fraternidad universal es posible a partir del conocimiento personal y de la construcción de relaciones auténticas. Es por ello que han dado vida la acción “Coloreamos la ciudad” mediante la cual se comprometen a colorear, a través de acciones de fraternidad concretas, los lugares más “grises” de los barrios en los que viven, aquellos donde hay más pobreza, soledad, marginación. Quieren contribuir así a transformar sus ciudades en un lugar que sea una “casa para todos”. Involucran a sus coetáneos, pero también a los adultos, las familias e instituciones.

Teens for Unity website

Son constructores de paz, tanto a nivel personal que todos juntos, animan marchas por la paz, se encuentran todos los días en el Time-out –una cita de todos los Chicos por la unidad del mundo, a las 12 hora italiana, para un minuto de silencio o de oración por la paz- son protagonistas de las más variadas acciones locales y mundiales para construirla.

Viven la cultura del dar: comparten lo que tienen (bienes materiales, talentos, tiempo,…) con los otros Chicos por la unidad de todo el mundo: como en una familia quien tiene más comparte con quien necesita. Realizan muchas actividades en los 5 continentes, como las Ferias “primavera” mediante las cuales sostienen los “Proyectos dar”, micro-realizaciones en varios países del mundo a favor de los chicos más pobres.

Con el proyecto Schoolmates promueven una red entre las escuelas: clases de distintos países se escriben entre ellos y comparten sus culturas y las iniciativas que están desarrollando para construir un mundo unido.

A través de un fondo de solidaridad mantienen becas para los chicos que no tienen posibilidad de estudiar porque viven en países en guerra o con fuertes desequilibrios sociales y económicos.

Su historia

1984 a los gen 3 reunidos en una escuela de formación internacional, el día de Pascua, Chiara les envía un mensaje en el que les propone involucrar a la mayor cantidad de chicos posible en la realización de un mundo unido: es el nacimiento del Movimiento Chicos por la unidad.

1985 Chiara pone en marcha los “senderos por la unidad” para recorrer junto a todos los chicos del mundo y construir un mundo unido; el primero es el sendero rojo: una comunión de bienes planetaria entre todos los Chicos por la unidad para ayudar a los más necesitados y curar las desigualdades.

1987 en Castelgandolfo se celebra el primer Supercongreso de la historia: el encuentro mundial de los Chicos por la unidad.

1987 en la Cumbre de los Jefes de las Grandes Religiones por la paz en Kyoto (Japón) entregan 147.000 firmas de chicos de todo el mundo, es su compromiso de construir la paz: recorren así el sendero amarillo.

1988 en el Año europeo del Cine y la Televisión, los Chicos por la unidad ponen en marcha la acción TV por un mundo unido. Con un mensaje entregado a la Comisión Europea de Cine y Televisión, al Consejo de Europa, a la ONU en Nueva York con 750.000 firmas de adhesión, proponen que los medios de comunicación contribuyan a un mundo unido – es el sendero violeta.

1990 con ocasión de la primera guerra en el Golfo se propone el Time-Out a todo el Movimiento de los Focolares. Desde entonces esa cita cotidiana seguirá siendo un momento de silencio y oración para pedir que terminen todas las guerras.

1992 se asiste a una gran expansión de los Chicos por la unidad: en el segundo Superconcreso participan 9.000 de todo el mundo mostrando un Movimiento muy difundido y comprometido en todas las latitudes.

1997 en el tercer Superconcreso comienza la acción “Alegría para todos”.

2000 en el décimo aniversario de la Convención sobre los derechos de la infancia, participan en Tokio (Japón) en la primera Conference of Children for the Coming Generation, una ocasión de diálogo entre chicos de 40 países sobre el tema de la paz y la unidad en vista del nuevo milenio. El documento final, dirigido a los Jefes de Estado, fue firmado por 200.000 personas en todo el mundo y entregado a la ONU, en Nueva York.

2002 el cuarto Supercongreso lleva a los chicos a “invadir” las calles de Roma y, con una manifestación en el Coliseo, los 10.000 participantes dan testimonio de su compromiso a favor de la fraternidad universal: nace el proyecto Schoolmates dentro del sendero índigo/añil.

2005 recorren el sendero verde y realizan la primera edición de Run4unity (Carrera por la unidad): una carrera de postas mundial por la paz -siguiendo los usos horarios- .

2008: en la segunda edición de la Run4unity se involucran, en los distintos usos horarios, a más de 100 mil chicos de etnias, culturas y religiones distintas que, pasándose el testigo, manifiestan su compromiso de construir la unidad y extender simbólicamente un arcoíris de paz en el mundo. Participan 300 ciudades de 87 países.

2009 el Supercongreso tiene lugar en la India.

Desde el 2010 hasta la fecha: se repite todos los años el Run4unity (Carrera por la unidad) en el marco de la Semana Mundo Unido.

CONTACTO

Segreteria Mondiale Teens4unity

Via di Frascati, 328

00040 ROCCA DI PAPA – Roma – Italy

Tel. – Fax (+39) 06.94.96.268

Info.Teens4unity

Website: http://www.teens4unity.net