Nigeria: Mariápolis de Lagos y Abuja

Perdón y diálogo, verdaderas armas para la unidad del País.