A manos abiertas

Gly es una joven maestra que vive en Manila. Era una niña muy pobre cuando conoció el centro social Bukas Palad. Ese encuentro le cambió la vida.