Viajando por el Castillo Interior y el Castillo Exterior

 
De la mano de Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz y Chiara Lubich.

El curso Viajando por el Castillo Interior y el Castillo Exterior invita a todo tipo de personas a emprender un viaje espiritual de la mano de tres grandes místicos: Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz y Chiara Lubich. De su mano se entrará en la propia interioridad donde habita Dios y -por la comunión con los demás- se participará de la interioridad del otro, donde también habita Dios.

El programa de este viaje ha sido coordinado por José María Quintas (especialista en mística y ciencias humanas, autor de Mar de llama); José Damián Gaitán (carmelita, doctor en teología, escritor, especialista en Santa Teresa y San Juan de la Cruz); Araceli del Pozo (doctora en Pedagogía, docente en la Universidad Complutense y en el Instituto Universitario Sophia); y Juan Ignacio Larrañaga (por parte del Centro Mariápolis Luminosa).

Será del 7 al 9 de septiembre en el CM Luminosa. El programa incluye viaje a Ávila y Segovia.

Más información e inscripciones en el correo electrónico y en la invitación. Las plazas son limitadas.

La espiritualidad de los Focolares está muy vinculada –entre otros- a grandes santos españoles: San Ignacio de Loyola, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús. Chiara Lubich siempre quiso subrayar y agradecer la importancia de los antiguos carismas para la Iglesia y el Movimiento de los Focolares. Unos carismas que han recorrido siglos y continúan testimoniando la presencia de Dios en el mundo.

Durante la visita que Chiara Lubich realizó a España a finales del año 2002, tuvo ocasión de visitar Ávila y el Monasterio de la Encarnación, donde la Santa viviera etapas importantes de su itinerario espiritual, definido por ella misma como “castillo interior”.Chiara_Firma_Encarnación

En el Libro de Oro del Monasterio, quedó registrada la visita con un escrito autógrafo de Chiara Lubich:

“2.12.02 – Gracias Santa Teresa por todo lo que has hecho por nosotros a lo largo de nuestra historia. ¡Gracias! Pero el agradecimiento mayor y más hermoso te lo daremos en el Paraíso. Sigue velando por todos nosotros, por nuestro “castillo exterior”, que el Esposo ha suscitado en la tierra para completar tu “castillo interior” y hacer que la Iglesia sea tan bella como tú la deseabas. ¡Hasta pronto, Santa Teresa! Te abraza, Chiara”.

Normas(500)