Ficha En comunión

ArchivoAcción
Scheda_In-Comunione_IT.pdfDescargar
Dossier_In communion_English.pdfDescargar
Ficha_En comunión_Espanol.pdfDescargar
Fiche_En communion_Francais.pdfDescargar
Dossiê_Em comunhão_Portugues.pdfDescargar

La comunión, expresión de la espiritualidad de la unidad

Así como “Unidad” es la palabra clave, el corazón de la espiritualidad de los Focolares, la dimensión comunitaria es su concreción directa, puesta en práctica por los que quieren vivir la “espiritualidad de la unidad” en la cotidianidad. Ello significa que se tiende a construir relaciones de comunión fundadas en la reciprocidad.  El don gratuito personal y desinteresado se vuelve, de esta manera, un estilo de vida, una experiencia tanto de las cosas más simples como de las más exigentes.

Varias veces Chiara Lubich afirmó que la unidad es un signo y una medicina para estos tiempos que ven avanzar nacionalismo y globalización, uno al lado de la otra, con consecuencias a menudo graves en todo el cuerpo social. Por ello, lo que la espiritualidad de comunión subraya es el valor del hermano, como explicaba Chiara Lubich en 1995 con ocasión del otorgamiento del premio  UELCI:

“(…) el Espíritu Santo ha impulsado a nuestro Movimiento desde los inicios a efectuar este giro solemne hacia los hombres.  Según la espiritualidad de la unidad vamos a Dios justamente pasando por el hermano.

“Yo-el hermano-Dios”, solemos decir. Vamos a Dios junto con el hombre, junto a los hermanos, más aún, vamos a Dios a través del hombre”.

El Papa Francisco también, visitando la ciudadela de los Focolares en Loppiano (en la provincia de Florencia) en mayo de 2018, confirmó y desarrolló ulteriormente la necesidad de esta dimensión comunitaria que debe trascender a los Focolares e incluso a la Iglesia misma y abrirse cada vez más hacia toda frontera de la humanidad.  En esa ocasión el Santo Padre habló de una “mística del nosotros”:

«El carisma de la unidad es un estímulo providencial y una ayuda potente a vivir esa mística evangélica del nosotros, o sea una ayuda a caminar juntos en la historia de los hombres y de las mujeres de nuestro tiempo como “un corazón solo y una sola alma” (cf. Hech 4,32), descuibriéndose y amándose concretamente como “miembros los unos de los otros” (cf. Rm 12,5).

Explica Jesús Morán, filósofo y co-Presidente de los Focolares:

“Sabemos bien que este “nosotros” no es un aglomerado uniforme sin identidad, sino en cambio el resultado de la praxis concreta del lema paulino «ustedes son uno en Cristo Jesús» (Gal 3,28). El “nosotros” del que habla el Papa Francisco no es “el grupo”, ese colectivo masificante – y de naturaleza meramente sociológica.  El “nosotros” es una Persona – Jesús en medio – en la cual toda persona humana encuentra su lugar y su realización”.

 



4 Comments

  • Il tempo difficile, che stiamo vivendo, richiede un surplus di amore, una medicina più potente di ogni male e di ogni difficoltà che tenta di abbatterci. Ad amare s’impara amando, sempre e tutti proprio come si ama se stessi, senza aspettare che l’altro ti ami per riamarlo, costruendo un circuito di amore che va e che viene, generando reciprocità e condivisione, fino ad avere un cuor solo e un’anima sola. L’amore viene rafforzato, elevato, capace di cambiare i cuori di ognuno e di quanti ci avvicinano.

  • Boa noite, sou graduando em Teologia na PUC PR, estamos pesquisando, para entender a Economia de Comunhão, fato este carente em todo o universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *