«Permaneced en  mi  amor: daréis mucho fruto» (cf. Jn 15, 5-9).


Enero 2021

Cada año  los cristianos pertenecientes a distintas Iglesias dedican un tiempo común a la oración[1]  para  pedir juntos al Padre  el don  de la unidad, como  de- sea Jesús.

Él la quiere «para  que el mundo crea»  (Jn 17, 21):  con la unidad podemos cambiar  el mundo, crear  comunión, fraternidad y solidaridad. La unidad es funda - mentalmente un  don  de  Dios;  por  eso  es indispensable pedirla al Padre  con insistencia y confianza.

Es lo que  hace  un grupo de España  que  vive  la Palabra  de vida.  Desde  hace unos  años  se sienten empujados, precisamente en la semana de oración por la  unidad  de  los  cristianos,  a  pedir la  gracia  de  la  unidad  y  a  construir puentes. Escribe  Margarita: «Contactamos con  el  responsable diocesano de ecumenismo, con los párrocos, el sacerdote ortodoxo y los pastores evangélicos. Nos recogemos para  rezar  como  cristianos unánimes, primero en la parroquia católica y luego  en la ortodoxa. En cada  ocasión nuestras iglesias se llenan de  una  alegría que  viene   de  la  presencia de  Dios.  Es Él quien abre caminos de unidad».

Para 2021, la comunidad monástica de Grandchamp[2]  ha propuesto como  luz en este  camino un lema  muy  eficaz  tomado del Evangelio de Juan:

«Permaneced en  mi  amor: daréis mucho fruto».

Es una  invitación apremiante a vivir y trabajar por  la unidad de los cristianos en  estos  días  especiales y  a  seguir haciéndolo todo  el  año  y  toda  la  vida. Nuestras divisiones son una  herida grave que  necesita ser sanada, ante  todo con  la misericordia de Dios,  y luego  con  el esfuerzo de conocernos, apreciarnos y dar testimonio del Evangelio juntos.

Con estas  palabras Jesús  nos  desvela qué  pasos  seguros dar:  el primero de todos, «permanecer en su amor.

Para ello  hará  falta estrechar más  nuestra relación personal con Él, encomendarle   nuestra vida,   creer   en  su  misericordia. Pues  Jesús  «permanece» con nosotros siempre, fielmente.

Al  mismo tiempo nos  llama a ponernos tras Él con  decisión para  hacer  de nuestra  existencia  un   regalo  al   Padre,   como   Él;   nos   propone  imitarlo afrontando con  delicadeza las necesidades de cada  persona con la que  compartimos una  parte pequeña o grande de nuestra jornada, con generosidad y desinterés, para  así dar «mucho fruto».

«Permaneced en  mi  amor: daréis mucho fruto».

Resuenan muy  actuales las palabras que Chiara  Lubich  pronunció en Ginebra en octubre de 2002  durante las celebraciones del Día de la Reforma[3]: «[…]

¡Cuánta necesidad de amor  en el mundo! […] (Jesús) dijo  que el mundo nos reconocería como  suyos,  y lo reconocería a Él a través de nosotros, por el amor  recíproco, por la unidad: “En esto conocerán todos  que sois discípulos míos:  si os amáis  unos a otros” (Jn 13, 35). […] Lo hemos entendido: el tiempo presente reclama amor  de cada  uno de nosotros, reclama unidad, comunión, solidaridad. Y llama también a las Iglesias a recomponer la unidad desgarrada desde  hace siglos.  Esta es la reforma de las reformas que el Cielo nos pide.  Es el primer paso,  necesario, hacia  la fraternidad universal con todos los demás: hombres y mujeres del mundo. Pues el mundo creerá si estamos unidos. Lo dijo Jesús: «Que todos  sean uno […] para  que el mundo crea»  (Jn 17, 21). ¡Dios  lo quiere! […] Que Él nos dé la gracia, si no de ver realizado todo  esto,  al menos de prepararlo»[4].

Letizia Magri

 

[1]  En el hemisferio norte, la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos se celebra anualmente del 18 al 25 de enero, y en el hemisferio sur, en torno a la solemnidad de Pentecostés

[2]  Información en www.grandchamp.org.

[3] El «Día de la Reforma» (Reformationstag) se conmemora cada año el 31 de octubre, fecha en que Martín Lutero clavó  sus 95 tesis: https://es.wikipedia.org/wiki/Dia_de_la_Reforma.

[4] . Cf. C. LUBICH, La unidad (eds.  D. Falmi  - F. Gillet), Ciudad  Nueva, Madrid 2015, pp. 104-106.

ArchivoAcción
Parola di Vita-2021-01.pdfDescargar 
Parola di Vita-bambini_2021-01.pdfDescargar 
Word of Life-January_2021-01.pdfDescargar 
Word of Life-children_2021-01.pdfDescargar 
Parabla de Vida-2021-01.pdfDescargar 
Parabla de Vida-niños_2021-01.pdfDescargar 
Parole de Vie-2021-01.pdfDescargar 
Parole de Vie_enfants-2021_01.pdfDescargar 
Palavra de Vida-2021-01.pdfDescargar 
Palavra de Vida-crianças_2021-01.pdfDescargar 
«Permaneced en  mi  amor: daréis mucho fruto» (cf. Jn 15, 5-9).

2 Comments

  • Sono sempre stata incantata dal movimento, i miei testimoni di nozze erano focolarini…. io e mio marito abbiamo fatto altre scelte di vita ma è rimasto nel mio cuore quella voglia di poter essere parte del desiderio di Chiara. Grazie

  • Mucha gracias por vuestro don.
    Muy apto y necesario para estos momentos que estamos viviendo. Es sin duda verdad , que de cualquier mal se puede obtener un BIEN y pensemos siempre que este BIEN sea un BIEN COMÚN.

    • Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *