Estados Unidos

La Unión de 50 Estados, conocida como Estados Unidos de América, se extiende por un vasto territorio que va del extremo noroeste de Alaska al extremo sudeste de Florida. Los primeros focolarinos llegaron de Italia en 1961. En esos años se abren los primeros centros del Movimiento en Manhattan, Chicago y Boston; hacia finales de los ’70, los de San Antonio y Los Ángeles, seguidos por los centros de Washington D.C., Columbia y Atlanta. La “Mariápolis Luminosa”, situada en Hyde Park (Nueva York) se inaugura en 1986 y es el corazón del Movimiento en Norte América. “Quedé fuertemente impresionada por este país, tuve una bella impresión –escribió Chiara Lubich en 1964 durante su primer viaje a Nueva York– (…) me parece especialmente apropiado para el espíritu del Focolar. No hay aires de superioridad étnica, sino un claro sentido de internacionalidad. Hay sencillez. En la misa recé por el Movimiento en este continente y espero que Dios escuche mi oración porque estoy rezando por la difusión de Su reino”. Su oración fue escuchada. De hecho, a lo largo de los años florecen comunidades en todo el país. Con el crecimiento del Movimiento de los Focolares se desarrolla el diálogo con las otras religiones.

Con los hebreos que entran en contacto con la Espiritualidad de la Unidad, el diálogo se expresa en la vida cotidiana, en la colaboración profesional y en el estudio teológico. Un fraterno “diálogo de la vida” se desarrolla con los musulmanes seguidores del Imán W.D. Mohammed en todos los rincones del país.

Chiara visita los Estados Unidos siete veces. En 1990 pone en evidencia el haber “encontrado varios síntomas de un mundo unido” en esta tierra. En mayo de 1997, siendo huésped del Imán W.D. Mohammed, habla de la espiritualidad de la unidad a alrededor de 3000 musulmanes reunidos en la Mezquita Malcolm Shabazz, de Harlem. Después en el Palacio de Cristal de la ONU, en un simposio organizado en su honor por la WCRP (Conferencia Mundial de las Religiones por al Paz), habla de la unidad de los pueblos. Finalmente, se le otorga el doctorado H.C. de la Sacred Heart University de Fairfield (Connecticut). En el 2000, el Imán Mohammed la invita a regresar a Estados Unidos: “América tiene necesidad de su mensaje”- dice. El 2 de noviembre de ese año, 5000 entre cristianos y musulmanes se reúnen en Washington D.C. para un encuentro promovido por las dos comunidades titulado “Faith Communities Together” (Comunidades de fe juntas). Encuentros de este tipo se multiplican en varias ciudades, con eventos anuales que se asemejan más a reuniones de familia que a encuentros de diálogo. En el que será su último viaje a los Estados Unidos, Chiara recibe un doctorado honoris causa en pedagogía por parte de la Universidad Católica de Washington D.C., con una sala repleta con más de 3.000 personas, entre las cuales hebreos, budistas, hindúes y numerosos musulmanes afroamericanos, subrayando así el aporte de los Focolares al diálogo entre las religiones. Mientras tanto, echa raíces el proyecto de la Economía de Comunión con 19 empresas que trabajan en varios campos: como la ingeniería ambiental, el arte, la enseñanza, la agricultura, el tiempo libre y la consultoría empresarial.

La visita, en el 2011, de la actual presidente de los Focolares María Voce y del co-presidente Giancarlo Faletti, con ocasión del 50° aniversario de la llegada del Movimiento a Norteamérica, reúne a 1.300 personas representantes de muchas comunidades de Canadá, Estados Unidos y el Caribe, incluyendo hebreos y musulmanes afroamericanos. Y siempre por el 50° aniversario, se publica el volumen Focolare – Living a Spirituality of Unity in the United States”. El libro trata de responder a las preguntas sobre el Movimiento hoy, mediante historias cautivadoras de una variedad de norteamericanos (niños, jóvenes, matrimonios, ancianos, solteros, religiosas, sacerdotes y obispos que forman parte de los Focolares), cuyas vidas han sido transformadas a través del encuentro con Jesús.Los lectores pueden descubrir allí los valores espirituales y la forma de vida esencial del Focolar, los varios ‘senderos vocacionales’ de sus miembros y su eficacia en el compromiso de sostener los valores de la cultura norteamericana como la felicidad, la libertad, la comunidad y el compromiso por el bien común en la vida pública.

Mariápolis Luminosa

[nggallery id=23]

NY Encuentro con los jóvenes

[nggallery id=24]

NY celebración del 50° aniversario

[nggallery id=25]

Fordham Uni – Catredral de San Patricio

[nggallery id=26]

Catedral de San Patricio

[nggallery id=27]

Focolarinos

[nggallery id=28]

Washington DC

[nggallery id=29]

Chicago – Jóvenes

[nggallery id=30]

Chicago – Encuentro Interreligioso

[nggallery id=31]