Austria

Austria, un pequeño país (84.000 km²) en el corazón de Europa, tiene una grande y larga historia. Sus 8,6 millones de habitantes hablan en gran parte alemán, pero hay otros seis grupos lingüísticos reconocidos.

Austria siempre a jugado un papel de puente entre el Este y el Oeste, sobre todo en períodos históricos difíciles, como en los tiempos de la Cortina de Hierro. El territorio presenta una gran variedad topográfica: estepas llanas en el Este, altas regiones montañosas en el Oeste, bosques colinas, lagos y ríos. Es conocida su gran riqueza cultural, especialmente en la música, en el teatro y no sólo.

Un país rico de historia: el primer documento en el que se denomina a Austria (Ostarichi) se remonta al año 996. Austria atraviesa diversos acontecimientos: de la disolución del Imperio Astro-Húngaro en el siglo XIX (que comprendía no sólo Austria y Hungría, sino también las actuales República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Bosnia-Erzegovina, y parte de Italia, Serbia, Montenegro, Rumania, Polonia y Ucrania), se pasa a la caída de la monarquía, y a la inclusión del período nazista en la región alemana de Ostmark. Convertido en uno de los países más pobres de Europa después de la Segunda Guerra Mundial, conoce en los años sucesivos un gran desarrollo, que lo hizo uno de los países más ricos del mundo. A partir de 1995 entró en la Unión Europea.

Los primeros pasos de los Focolares en Austria se remontan a 1952, con la permanencia en Innsbruck de algunos entre los primeros focolarinos. La fundación del primer focolar en Viena tuvo lugar después en 1962. En estos días se recuerdan los 50 años de vida de los Focolares en el país, y para la ocasión estará presente la presidente María Voce, de visita en Austria por una semana.

La espiritualidad se difundió rápidamente entre los sacerdotes, jóvenes y familias y en 1963 tuvo lugar en Wattens (Tirol) la primera Mariápolis para los países de idioma alemán. A partir de entonces esta típica manifestación de los Focolares se convirtió en una cita fija para tantos (de 500 a 1000 personas). La Mariápolis es una expresión importante del Movimiento en Austria, con programas para todas las edades. La espiritualidad colectiva hace nacer en muchos lugares las comunidades locales, en las cuales niños y jóvenes personas de todas las profesiones y de distintas pertenencias religiosas se sienten en casa. Ellos dan su aporte a la fraternidad universal a nivel local. En Austria existen actualmente alrededor de 60 comunidades locales. Los Focolares en Austria están comprometidos desde hace décadas en el dialogo ecumenico, manteniendo contactos intensos con miembros de varias Iglesias, especialmente con el Metropolita greco-ortodoxo M. Staikos. Entre los pertenecientes al Movimiento hay también cristianos evangélicos. En el proyecto común Juntos por Europa convergen movimientos católicos, cristianos evangélicos y miembros de Iglesias libres. También con algunos musulmanes se ha desarrollado una relación viva, nacida primero con miembros de la mezquita de Linz. Un proyecto-piloto ejemplar y continuo es el así llamado “Desayuno para las mujeres” en Hall. En el 2010 tuvo lugar un congreso de estudios cristiano-musulmán en colaboración con la Universidad de Innsbruck, y se prevé una continuación. También con personas de convicciones no religiosas se ha establecido un diálogo. Entre éstas está el dirigente del partido comunista austríaco de finales de los años ’90; ha nacido además una colaboración en el ámbito del Foro Social Mundial y Europeo.

La naciente ciudadela del Movimiento en Austria, la “Mariápolis Giosi” está situada al sur de Viena. Entre sus habitantes cuenta con: familias, una comunidad de sacerdotes, focolarinos y jóvenes. El Centro Mariápolis “Am Spiegeln” es un lugar de encuentro tanto para los miembros del Movimiento, como para iniciativas sociales y seminarios sobre la economía local. Con una atención especial hacia las nuevas generaciones nace ARGE-Pedagogía que organiza entre otras cosas congresos europeos de Pedagogía. Por lo que respecta al deporte se ha desarrollado el dado Sports4peace con las normas del juego limpio, y es usado por escuelas y asociaciones en distintos países (teamtime.net). Junto a los chicos y jóvenes han nacido varias actividades y congresos: Social-day, Run4unity, peace-worker, campos de trabajo, musicales y la anual fiesta de fin de año.

Chiara Lubich visitó Austria dos veces: en 1997, hizo una de las principales conferencias sobre la espiritualidad de reconciliación durante la segunda Asamblea Ecuménica Europea en Graz; en el 2001, fue invitada por el entonces alcalde de Innsbruck van Staa, allí habló de la fraternidad en la política en el congreso “1000 ciudades para Europa”. Poco antes Chiara se había encontrado con 6000 jóvenes en la en la catedral de Viena, junto con el cardenal Schönborn, durante el evento “Rufzeichen.