Del diálogo entre las religiones, una estrategia de fraternidad para un mundo nuevo

 

“¿Cuál futuro para una sociedad multiétnica, multicultural y multireligiosa?

Es un interrogante cada vez más difundido y particularmente vivo en la sociedad inglesa, la más cosmopolita de Europa, el afrontado por Chiara Lubich en el Westminster Central Hall, el sábado en la tarde ante más de 2000 personas, entre las cuales el Card. Murphy O’ Connor, arzobispo de Londres, personalidades musulmanas, budistas y sijs. El título del encuentro, promovido por el Movimiento de los Focolares de Gran Bretaña era: “Imagina un mundo… enriquecido por la diversidad”.

Una estrategia de fraternidad para dar un vuelco a las relaciones internacionales

Mientras muchos hablan de la amenaza de un choque entre civilizaciones debido al terrorismo, la fundadora de los Focolares indicó el remedio preventivo en el diálogo interreligioso. No sólo. A partir de este diálogo –dijo- puede empezar una “estrategia de fraternidad, capaz de señalar un vuelco en las relaciones internacionales”.

De la sociedad multiétnica y multirreligiosa puede nacer un mundo nuevo

Haciendo una comparación entre nuestro tiempo caracterizado por tan profundas transformaciones y el de San Agustín de Hipona, quien fue testigo del trastorno de su sociedad, por la presión de las migraciones de los pueblos, Chiara Lubich afirmó que lo que está ocurriendo es “el nacimiento de un mundo nuevo”. El mundo nuevo del tercer milenio, para Chiara Lubich, será la unidad de la familia humana, enriquecida por las diversidades, según el designio de Dios. El boceto ya se pudo entrever en el denso intercambio de testimonios, de cantos, y de danzas que iban desde los colores y ritmos orientales y africanos, a las intervenciones de representantes de varias religiones, como la del Imán iraní, Mohammed Somali, y de la señora Didi Athavale, líder del gran Movimiento hindú “Swadyaya Family”.

¿Cómo actuar el diálogo entre las religiones?

El diálogo debe estar animado por ese amor –afirmó Chiara Lubich- que llega a “ponerse en el lugar del otro”, porque sabe hacerse una “nada de amor” delante del otro, sabe convertirse en ese espacio de acogida y escucha que prepara “el respetuoso anuncio del Evangelio”. Aquí la fundadora de los Focolares recordó las palabras pronunciadas por Juan Pablo II en India: “Cuando nos abrimos el uno al otro, nos abrimos también a Dios, y actuamos de modo que Dios esté presente en medio nuestro”. Y Él es “la fuerza secreta que le da vigor y éxito a nuestros esfuerzos, de llevar por doquier la unidad y la fraternidad universal”.

Una visión compartida por líderes de varias religiones y por políticos

Es lo que expresaron los otros líderes, desde el Imán de Reino Unido, el Dr. Zaki Badawi, al jefe espiritual de los Sijs de Gran Bretaña y de Europa, Bai Shaib Mohinder Singh de Birmigham, quienes intervinieron enseguida después de Chiara Lubich, junto a la baronesa Kathleen Richardson de la Cámara de los Lord, quien recordó como “enseguida después de la guerra, la asamblea de la ONU se reunió por primera vez en asamblea plenaria precisamente en esa aula. La visión expresada hoy –agregó- es todavía más rica, porque no está construida sólo sobre aspiraciones humanas, sino sobre la participación en el amor de Dios”.
Las nuevas tecnologías al servicio de la fraternidad entre los pueblos

Unidad y fraternidad universal. Es una experiencia viva allí en el Westminster Central Hall que, como dan testimonio fax y e-mail, ha llevado una ola de esperanza a muchos Países de las Américas, Australia, Europa, Medio Oriente y el Norte de África, conectados vía satélite gracias a Telepace y por Internet. Algunos flash. Desde Bulgaria: “Nos hemos visto involucrados en esa fraternidad entre las religiones y culturas que queremos realizar también en nuestro País donde están presentes casi un millón de musulmanes, quienes son para nosotros el recuerdo de una llaga del pasado”. Desde Irlanda:“Hemos experimentado un fragmento de fraternidad universal realizada admirando la belleza y riqueza de tantos credos y culturas. Hoy se he marcado para nosotros el inicio de un nuevo camino lleno de esperanza, ahora que Irlanda se está volviendo cada vez más multicultural”. Desde Estocolmo:“Hemos entrevisto la solución de la violencia que hay en el mundo, una nueva esperanza de que la unidad y la paz son posibles”.

Miércoles 16, por invitación del Rector del St. Mary’s College de la Universidad Estatal de Surrey (Londres), Chiara Lubich desarrolló una lección sobre “Los nuevos Movimientos y el perfil mariano”, como conclusiòn de un ciclo sobre “Misiòn y evangelización” dedicado el año pasado a los Cardenales Connell, Pulic, Grinze, Napier, Williams, Daly, O’Connor, Stafford, y este año a los Movimientos, comunidades y caminos eclesiales.

Comments are disabled.