Cientos de “Gen4” de todo Brasil en viaje

«Del 17 de agosto al 5 de septiembre en Brasil se pudo ver un acontecimiento extraordinario: 470 Gen 4 (niños de los 5 a los 9 años) y sus acompañantes de más de 50 ciudades de Brasil salieron de viaje, algunos superando distancias de hasta 2000 kilómetros. El objetivo: sus Congresos Gen 4, en Recife del 19 al 21 de agosto, en la Mariápolis Ginetta cerca de San Pablo del 26 al 28 de agosto, y en los alrededores de Brasilia del 2 al 4 de septiembre.

Con fantasía y seriedad los Gen 4 se prepararon con numerosas actividades para juntar el  dinero para su viaje: hubo quien vendió sus juguetes, organizaron un mercado de títeres, pusieron en funcionamiento una pequeña ‘empresa’, amasando y vendiendo pan a sus amigos y vecinos, otros juntaron sus ahorros y varias ayudas de parte de sus parientes o de la comunidad local.

Fueron acogidos por ambientes adornados con mil colores, con bellísimas decoraciones, danzas y payasos. El inicio fue celebrado con el lanzamiento de la más grande aventura que existe: descubrir ¡la voluntad de Dios! ¿Pero cómo llegar? Empezando por la creación del mundo conocimos que Dios se manifiesta a lo largo de la historia siempre lleno de amor y misericordia y también nosotros formamos parte de esta historia. Después, mediante su regalo más grande, Jesús, conocimos muchos episodios que nos muestran cómo Él hizo la voluntad de su Padre. Esto nos hizo descubrir que lo podemos imitar en cada instante de nuestra vida. Cierto, para poder conocer la voluntad de Dios en el momento presente es necesario abrir el corazón y “hacer también un momento de silencio para escuchar la voz correcta”, como constató un Gen 4.

María Voce envió un mensaje que enseguida pusieron en práctica: decir siempre “sí” a Dios y llevar la llama del amor de Jesús a todo el mundo. Un gran parque de juegos, actividades varias, acomodando las habitaciones y el comedor, las experiencias de Chiara Lubich dramatizadas, les dieron la posibilidad de convertirse en constructores del Congreso. También durante la Santa Misa –momento del encuentro con Jesús- los niños vivieron como protagonistas, con cantos, dramatizaciones y llevando en el ofertorio sus actos de amor. Pero ahora dejemos hablar a los Gen 4 que con sus aventuras involucraron a todos, pequeños y grandes».

 

Desde Recife:

  • Jesús, yo te amo hasta la muerte. Puedes contar conmigo quisiera serte siempre fiel. Prometo no traicionarte nunca, como hizo Judas. Estoy eternamente agradecido, porque diste la vida por todos nosotros. Gabriel
  • Me gustó cuando se habló de la Palabra de Dios, así me puedo acordar de que tengo que ayudar más a mi mamá, porque dentro de mi corazón vive el hombre nuevo. Pedro
  • Jesús es el tesoro de mi vida, es el verdadero hombre de la tierra y de todos nosotros. Abraão

Desde San Paolo:

  • Ayudé a mi amigo Rafael a llevar su maleta a la habitación, porque él es muy pequeño y no logra llevarla. Después jugué con él. Eduardo
  • Quisiera que toda mi familia estuviese aquí para ver este gran momento de mi vida. Matheus
  • Vendí 50 paquetes de galletas para ayudar con los gastos de los Gen4 de mi ciudad. Pedro

Desde Brasilia:

  • Querido Jesús, no te olvidaré nunca. Difundiré la alegría por el mundo y tendré una gran amistad con mis compañeros. André
  • Le dejé a un amigo mi lugar en el columpio. Compartí la merienda con un amigo. Compartí mis cosas con los otros y presté mis juguetes… Te quiero mucho Jesús. Paulo
  • Señor, te pido un poco de plata para poderla dar a los pobres. Carlos
  • Yo sé que a veces no soy ese niño que ayuda a todos, pero trato de hacerlo lo mejor posible. Espero que tú me entiendas. Tu querido Gen 4. André».

Matthias Bolkart – Centro Gen4

Comments are disabled.