Anunciar: Dios te ama

Dios Amor – lo sabemos – es una verdad de nuestra fe y es de gran actualidad. De hecho, en tiempos como estos, en los que Dios a menudo parece o se lo considera lejano, hasta tal punto que hablan de la muerte de Dios, ¿qué puede haber de más saludable y esperado para esta humanidad que nos rodea, incluso la que se dice todavía cristiana, pero que no lo es del todo, que ofrecerle, con la ayuda del Espíritu Santo, esta revelación: Dios con su amor está cerca de todos y ama apasionadamente a cada uno? […]

¿Decir a la humanidad que todas las circunstancias hablan de este amor? ¿Hacerle comprender que hay que sentirse envueltos por ese amor, aún cuando todo haría pensar lo contrario. Y anunciarle que nada pasa desapercibido para Dios, que cuenta incluso los cabellos de nuestra cabeza?  […]

El mundo necesita de este anuncio: que Dios es Amor, que Dios te ama, ¡que Dios te ama inmensamente!

Y es lo que han hecho miles de personas, anunciando… viajando en tren, en la escuela, en casa, en los negocios. Siempre que tenían una ocasión, decían: “Mira, recuerda que Dios te ama”.

Y los efectos fueron extraordinarios. Las personas recibieron un shock, como cuando los apóstoles anunciaban: “¡Cristo, resucitó!”. “Ah, ¿resucitó?”.

Decir a todos: “Dios es Amor y Dios te ama inmensamente”, con la convicción que tenemos, provoca una revolución”.

Chiara Lubich, “Dio Amore”, Ed. Città Nuova, Roma, 2011, pagg. 86-87.

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *