Gen Rosso en Brasil, se empieza en la Fazenda da Esperança

«Antes de comenzar la larga gira (16 de mayo-27 de julio) en Brasil – escriben los amigos del Gen Rosso – estuvo el esperado encuentro con los fundadores de la Fazenda da Esperança, comunidad en la que viven jóvenes en dificultades, fundada con un estilo de vida evangélico: nos encontramos con el franciscano alemán padre Hans Stapel y el brasileño Nelson Giovaneli, en la sede central de Guaratinguetá, cerca de San Pablo. Teníamos la percepción de que en este comprometedor viaje era necesario un momento de “intimidad” con Dios y con aquellos, que, junto con nosotros, decidieron comenzar una aventura que tiene sus raíces en el  Evangelio»

La visita a la “Fazenda” comienza en la pequeña capilla donde recordamos a Chiara Lubich; su espiritualidad  es lo que ha inspirado la vida de la “Fazenda da Esperança” desde su nacimiento. Cuando en el 2010 se obtuvo el reconoscimiento oficial por parte del Consejo para los Laicos, Frei Hans y sus compañeros fueron a la sede internacional de los Focolares, para “agradecer” a Chiara, saludándola en la capilla donde descansa.

Los amigos del Gen Rosso le preguntan a padre Hans qué es lo que siente en su corazón, queriendo saber qué desea que suceda en estos meses en Brasil: «Miremos los comienzos del Movimiento de los Focolares en Trento – responde: alrededor de la mesa del primer focolar había una focolarina y un pobre, una focolarina y un pobre…Existía una realidad espiritual conjugada con la realidad social. Este es nuestro desafío, sobre todo aquí en América del Sur, pero pienso que es un desafío para el mundo entero. Cuando existe la dimensión espiritual sin la encarnación en lo social, falta algo. Cuando, al revés, existe el compromiso social sin las raíces en Dios, el esfuerzo es vano. El desafío consiste en la unidad de las dos dimensiones»

De la misma forma está pensada la gira del Gen Rosso, que comenzó el 16 de mayo con el Musical Streetlight junto con los 200 jóvenes de la Fazenda da Esperança y terminará con la participación en la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro el 27 de julio. Reunieron a 5000 personas en los primeros 3 espectáculos. «Tratamos de sumergir nuestras raíces en Dios todos los días –escribe el Gen Rosso- a través de la reflexión y la vida de la Palabra y del amor mutuo entre todos, que genera la presencia espiritual de Jesús en medio nuestro (Mt 18, 20). Con esta fuerza suya trataremos de amar a todos los chicos y chicas con los que llevaremos adelante el proyecto «Fuertes sin violencia»» Son muchachos que a menudo han sufrido experiencias de abandono y dolores profundos, que encontraron  en la droga su refugio: «Quisiéramos darles una alegría que no pasa –escriben- porque Jesús abre las puertas a lo Eterno, aún en medio de muchos dolores nuestros y del mundo».

Es más: «Este es el mensaje que quisiéramos gritarle a la sociedad de Brasil, a través de los espectáculos y los medios de comunicación:

Existe algo que no pasa, Dios, que nos ama inmensamente. Es El quien nos puede transformar en “fuertes sin violencia”!».

«Fuerters sin violencia» – Video en YouTube

Duración: 11’30»

Comments are disabled.