Atentado en Somalia

A Kenyan policeman stands in front of the wreckage of a bus at the site of a bomb blast in Nairobi on May 4, 2014. Bomb attacks against two buses along a busy highway in the Kenyan capital Nairobi left at least 27 people wounded, some with serious injuries, police said. Some Kenyan media reports said that explosive devices, possibly powerful grenades, may have been thrown at the buses from the side of the road, although others said bombs may have been planted inside the buses. The bombings came the day after twin attacks in the restive port city of Mombasa, including a grenade attack on a bus, which killed four people and wounded around 15 others, and a bombing outside a luxury beach hotel. The buses blew up along the Thika Road highway, an area around eight kilometres (five miles) northwest of Nairobi's city centre. AFP PHOTO/Carl de Souza


Con el tiempo se vuelve más dramático el balance del doble ataque suicida del sábado pasado en Mogadiscio, en Somalia. Las últimas noticias hablan de 300 muertos y centenares de heridos. Entre las víctimas, una veintena de estudiantes que se encontraban a bordo de un ómnibus. El atentado del 14 de octubre es el más grave de los últimos años, en el cual se ha visto una escalation del terror.

«Deseo expresar mi dolor por la matanza perpetrada hace algunos días en Mogadiscio», ha dicho il papa Francisco durante la Audiencia general del 18 de octubre en la plaza San Pedro. «Este acto terrorista merece la más firme condena, también porque se ensaña  sobre una población ya tan probada». Y concluye: «Rezo por los difuntos y por los heridos, por sus familiares y por todo el pueblo de Somalia. Imploro la conversión de los violentos y aliento a cuantos, con enormes dificultades, trabajan por la paz en aquella tierra martirizada».

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *