Donar gratuitamente nos transforma a mí y al otro

1 Comment

  • Realmente el encuentro cara a cara transforma y enriquece al q da y al q recibe

    Más el q da se ve más enriquecido pues crece y se construye en Cristo el gran Don

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *