Jóvenes y legalidad, siguiendo las huellas de Pathways for a United World

Copia di Progetto senza titolo 2

Campus en Bolonia (Italia) sobre legalidad, promovido por Jóvenes por un Mundo Unido del Movimiento de los Focolares. Un espacio de formación, participación y acciones sociales para activar procesos de cambio y reconstitución del tejido social.

27175c27 fc40 4d3b 9de2 046783b520e4Del 20 al 28 de julio, unos cuarenta jóvenes de casi todas las regiones de Italia se reunieron en Bolonia (Italia) para dar vida a un Campus durante el cual podían involucrarse concretamente en favor de los demás. Han conocido y trabajado con asociaciones y grupos que se dedican en el ámbito civil, como la integración de inmigrantes y la lucha contra los juegos de azar. Colaboraron con centros de verano y juveniles, comedores, encontrando formas diferentes y originales de hacer las cosas.

“El Campus – explica Francesco Palmieri, uno de los organizadores – nació de una primera experiencia en Siracusa, hace algunos años, que tuvo éxito y luego se repitió en Roma y Turín. Este año, en Bolonia, los jóvenes han identificado el barrio de Cirenaica, un barrio multiétnico en el que la situación social es muy compleja. “El Campus es una experiencia de compromiso civil que parte de jóvenes para otros jóvenes como nosotros, para responder a la pregunta: ¿podemos hacer algo?”. Se habla de compromiso personal, por tanto, también durante los momentos de formación con varios expertos, desde magistrados hasta profesores universitarios, desde voluntarios hasta sacerdotes y laicos involucrados en primera línea en el ámbito civil. El tema de la legalidad se explicita en varios aspectos, como la acogida de migrantes, la lucha contra las mafias y juegos de azar. “Esta experiencia del Campus – dice Francesco – nos enriquece y regresamos a casa con muchas respuestas a preguntas que quizás nunca nos habíamos hecho”.

Entre los expertos estuvo la profesora Adriana Cosseddu, responsable de la red internacional de Comunión y derecho. Le hicimos algunas preguntas:

Los jóvenes de los Focolares lanzaron “Caminos para un mundo unido”, en 2018. Son seis itinerarios para un mundo unido, con acciones y estudios sobre seis temas principales. Después del primero dedicado a la economía, la comunión y el trabajo, este año con el segundo quieren profundizar en derechos humanos, justicia, legalidad, paz. ¿Cuáles son los objetivos?

74cbcf7b 3e5a 4fbb 8ff5 8ecbc7ec1ec1“Se trata de itinerarios que, junto con las comunidades de los Focolares de todo el mundo, los jóvenes y los adolescentes se comprometen a vivir como protagonistas, para ayudar a hacer de la humanidad una familia. Los caminos son muchos, y este año hemos elegido cuatro: abrir las puertas al diálogo y a la aceptación para que los derechos humanos sean reconocidos e implementados. Trabajar con todas las fuerzas por la paz, para que se pueda superar la lógica de la confrontación con el encuentro, y la paz se persiga universalmente como derecho de la humanidad. Pero para una paz auténtica necesitamos practicar la justicia, guardiana de las relaciones, que son la base de nuestra convivencia. Y esta es la importancia de la legalidad, que exige también a través de normas y comportamientos la activación de procesos capaces de romper la lógica del beneficio y del privilegio, de la corrupción generalizada, para promover la imparcialidad y equidad”.

¿Cuál es el “algo más” que el carisma de la unidad da al derecho?

“El carisma de la unidad genera una nueva mirada sobre el otro: no el extraño o un enemigo, del que me defiendo, sino que es un regalo para mí, en la riqueza de su diversidad. La reciprocidad, que según la ley se traduce en derechos – deberes, se convierte por el “algo más” del amor mutuo en un llamado a la responsabilidad hacia el otro, del cual debo ocuparme. Así, si hoy la ley tiende a proteger los derechos de las personas, el horizonte que Chiara Lubich nos ha abierto es el de una “herramienta” de comunión. Y la comunión indica un objetivo: trabajar para que las relaciones humanas concretas, también las que tienen lugar bajo el signo de la ley, ayuden a las partes involucradas a mirar más allá de sí mismas y reconocerse mutuamente, en su dignidad y en sus respectivas necesidades, para abrirse a la colaboración. De esta manera se generan fragmentos de fraternidad”.

Próxima etapa del itinerario:

  • Seminario internacional “De los derechos humanos al derecho a la paz: en camino con la humanidad”, promovido por la red internacional “Comunión y derecho”, en Loppiano (Italia), del 19 al 21 de septiembre de 2019.

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *