14 de mayo de 2020: La jornada mundial de oración por la humanidad

Foto: George Martell/The Pilot Media Group, https://www.flickr.com/photos/bostoncatholic/12138496174


“Con la jornada de oración interreligiosa del próximo 14 de mayo, el Alto Comité para la Fraternidad Humana nos recuerda que la actual pandemia ha marcado un punto de no retorno: nos salvamos solo mirando al bien común, no al bien de uno u otro, no a los intereses de una u otra parte sino al bien de todos”.

Con estas palabras María Voce, presidenta del Movimiento de los Focolares, anunció la plena adhesión del Movimiento a la jornada de oración por la humanidad, anunciada también por el Papa Francisco el pasado domingo 3 de mayo, «para que el próximo 14 de mayo los creyentes de todas las religiones se unan espiritualmente en una jornada de oración, ayuno y obras de caridad, para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar la pandemia del coronavirus».

 “Somos una gran familia – añadía María Voce – formada por cristianos, fieles de distintas tradiciones religiosas, junto con personas sin una referencia específica a la fe. Animo a todos a que vivan la jornada del próximo jueves 14 de mayo en un espíritu de oración -según sus respectivos credos y tradiciones- de ayuno y de compromiso concreto para ayudar a quienes están a nuestro lado, especialmente a los más débiles y marginados. Lo haremos a nivel local, como cada comunidad lo considere oportuno, siempre de conformidad con las disposiciones vigentes, y en un espíritu de verdadera y efectiva fraternidad».

«Estamos seguros de que las oraciones que se elevarán a Dios de sus hijos e hijas serán escuchadas por el bien de la gran familia humana y que la prueba que todos estamos viviendo nos hará realmente más fuertes en el peregrinaje común que es la vida”.

Stefania Tanesini

 

2 Comments

  • Un grand merci, Emmaüs, pour cette prière forte et réconfortante.
    Nous la faisons nôtre, nous la disons en union avec toutes les personnes de bonne volonté, en ouvrant l’esprit et le coeur, pour faire fructifier entre nous le grand don de la Fraternité, premier remède pour sortir de cette grande épreuve qu’est la pandémie.
    Avec confiance, les mains ouvertes…

  • Desde Colombia unidos en Oración, por recuperación de la salud mundial y nuestra protección… Amén.Así es. Hecho está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *