Estados Unidos – entrar al “pecado original del racismo”


Estados Unidos: entrar al “pecado original del racismo”

Las dos crisis que están sacudiendo el país, pandemia y racismo, podrían conducir a un futuro mejor. Un aporte de Susanne Janssen, directora de Living City Magazine.

El racismo es un virus que nunca ha sido aniquilado en los Estados Unidos.  Después de la Guerra Civil (1861–1865), la esclavitud fue declarada derrotada en los papeles, pero aún hoy personas de color y blancos no son tratados de la misma manera. La muerte de  George Floyd ha vuelto a poner en evidencia el problema. Como los 8 atroces minutos durante los cuales  Floyd imploró por su vida fueron filmados,  ya no se podía decir que era sólo culpa de la víctima; este vídeo, junto a las tantas personas (no sólo afroamericanas) que se unieron durante las manifestaciones contra el racismo, representan un signo de que esta vez algo es diferente. Esperemos que lo que ha sucedido no se agote solamente en una ola de protestas, sino que sea portador de un verdadero cambio.

El rol de la Iglesia
Tras algunos días de silencio, la Iglesia se unió a quienes cuestionan el racismo. El cardenal de Boston, Sean O’Malley, escribió que el homicidio de George Floyd “es una dolorosa prueba de lo que ha sido y es para los afroamericanos: el fracaso de una sociedad que no es capaz de proteger sus vidas y las de sus hijos. Las manifestaciones y las protestas de estos días son pedidos de justicia y expresiones angustiantes de un profundo dolor emotivo del que no podemos alejarnos.” La Conferencia Episcopal de los Estados Unidos afirmó también que el racismo es como el pecado original de los Estados Unidos, que acompaña el crecimiento de la nación y la impregna hasta nuestros días. Se intensifican en la Iglesia y en la sociedad los espacios de reflexión.

Los primeros pasos
Con el lema “quitar los recursos” se pretende algo más que una simple operación de restructuración del cuerpo de la policía. La intención es empezar de nuevo y hacer nacer una policía más controlada por los ciudadanos. En los últimos años se habla mucho de su progresiva militarización; pero en realidad hay que decir que muchas de las funciones que desempeña en la práctica serían competencia de los asistentes sociales.

A diferencia de casos de violencia contra afroamericanos acaecidos anteriormente, hoy en día muchas personas tratan de aprender, escuchar y afrontar el pasado, concentrando la reflexión sobre problemas estructurales que aún permanecen tras la abolición de la esclavitud y los que están relacionados con la segregación, como las llamadas “leyes de  Jim Crow” y la ley sobre los derechos civiles de 1964.

Sin duda mirar a la cara los prejuicios que están dentro de cada uno de nosotros y los privilegios sociales de que gozan los blancos, ya es un primer paso.  Dos autores, Ibram X. Kendi y Robin DiAngelo, afirman que se requiere un paso que vaya más allá de “ser una buena persona”.  Por el contrario hay que combatir las estructuras de opresión. Aún hoy, en una situación cotidiana como lo es un control de policía, sólo el color de la piel puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

El aporte de los Focolares
En primer lugar, las comunidades del Movimiento de los Focolares tratan de examinar si incluso en su interior hay discriminaciones y racismo. El pensamiento de los Focolares acerca de la justicia racial es el punto de partida para entrar en un diálogo sincero entre nosotros y con las personas a nuestro alrededor.

Damos espacio a la escucha de dolorosos testimonios de racismo, pero además también a escuchar las vivencias de quien ha crecido en un contexto de blancos y trata de comenzar un proceso de reconocimiento de sus propios límites. Estas conversaciones no son fáciles, pero son necesarias para construir relaciones más auténticas.

“Si no prestamos atención, acabaremos por suscribir los principios de la retórica común acerca de la diversidad que a menudo sostiene los privilegios y acentúa las diferencias”, afirma una docente latina de color. Un académico de más de 80 años comparte con los demás que durante su vida tuvo que aprender a ser más abierto, sobre todo cuando una de sus hijas se casó con un jamaicano. “Pensé que sus hijos sufrirían la discriminación. Pero ahora veo que son un ejemplo luminoso para muchos”.

El rol de los jóvenes
Los jóvenes están en primera fila y piden un cambio de mentalidad.  Dice una joven de raza mixta: “Quiero ayudar a mis hermanos y hermanas para que se los escuche más, si no me arrepentiré de ello toda la vida…”

Hasta el mismo slogan “Black Lives Matter” que ha unido a muchas personas e invadió las calles es objeto de polarización.  No es raro encontrarse con mensajes que tratan de desacreditar a quienes luchan por una mayor justicia, pero poco a poco se nota un cambio en la opinión pública.  Muchos, de hecho, condenan el modo con el cual el presidente Donald Trump gestionó estas crisis recientes: la pandemia y el racismo estructural.  Por ahora el candidato del Partido Democrático, Joe Biden, tiene una ventaja en los sondeos de un 13%, pero aún es muy pronto para decir cómo será la situación en noviembre cuando los norteamericanos sean llamados a las urnas.

Susanne Janssen, directora de la revista Living City

 

2 Comments

    • I completely agree. Everyone talks about giving space to listen and have conversations. This is all the rage. TALKING WILL NOT SOLVE ANYTHING. We have heard the stories, seen the stories, experienced the stories. WE NEED ACTION. TALK IS CHEAP. And I have not seen one idea put into place that will stop this bigotry except do away with the police. Who will keep order? The social workers? Really? That is not a social workers job. They can’t even solve the problems of the people they are serving now, much less solve a whole counties problems.
      Racism will never be abolished in any country until Planned Parenthood is abolished. It exists only to wipe the the black people from the face of the earth. Why does no one acknowledge this? Their existence is an sign to the black person that they are not wanted. There is more to the racism issue than people are willing to admit. The «communities» that Black Lives Matter have set up are existing in total chaos, with the people there killing each other, BLACKS KILLING OTHER BLACKS, and threatening anyone who attempts to offer services or help or interventions, be they black or white. Right now, all these protests are only about POWER, they are not about enabling people to rid themselves of racism.
      There are a multitude of issues that need to be addressed in our society that would help the black person. The first is lack of fathers. Our society is overcome with the notion that fathers are not needed to raise children, thus it is ok to give birth and raise a child without a father, much less being married to the father.
      This lack of a male role model has the child, boy or girl, going out to find one, resulting in them joining gangs. The family is the smallest circle from which society builds itself up on and if the smallest circle breaks, so does the whole. And our society is falling apart.
      Education is another issue. We push our teachers to advance our children in school regardless of whether they have learned the materials necessary to go to the next grade. Teachers promote children who do not deserve to be promoted simply because they do not want to deal with them the following year. We have advanced the theory that the schools should be raising our children instead of the family raising the child. Bad teachers are left teaching because the school does not want to deal with the hassles involved in firing unfit teachers. This does not help the child. All it does is leave the child feeling inadequate and stupid because he/she cannot fulfill the requirements of the next grade. They lower their expectations of themselves, which in turn, lowers the expectations others have of them. Then they attempt to apply for a job and find they do not meet the qualifications or cannot uphold the standards expected from their employer to complete the job successfully.
      Drugs are another issue. Whoever thought legalizing marijuana was a good idea? All it has done and will continue to do is dumb down our children and cause them to pursue a greater high, which means more and more dangerous drugs. And facts state that drug usage is higher in the black community than any other.
      Which leads us to another issue. WHY is crime so high in the black neighborhoods? White people are not going down and causing harm to person and property in the black community. BLACK people are committing crimes against each other. This crime rate is statistically higher than any other ethnic neighborhood. Why is this so?
      Finally, jobs. This relates back to education. The Federal government demands that their be equal hiring between races. However, if a black person is hired in a job and is unable to meet the company’s expectations, they are not fired because of the fear of the charge of «prejudice» being used against them. How do you think the co-workers of this person feel when they have to continuously cover up for this person? I acknowledge this is is not a situation which blacks are unique to, since this can happen with females also. Is this not fertile ground for resentment and prejudice to grow? This could have been solved by a child receiving a good education, which again is a vicious circle.
      Someone needs DO something. STOP talking and start taking action of the above issues. Otherwise, we will be back in this situation in 10 years, if not sooner.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *