#daretocare, los jóvenes y la política


Estamos viviendo un período de grandes cambios, transformaciones y contradicciones que pueden abrir nuevas formas en la búsqueda del bien común.  A través de la nueva campaña #daretocare los jóvenes de los Focolares quieren ubicar el tema del cuidado como prioridad en la agenda política local y global.

El 20 de junio pasado se ha lanzado la nueva campaña de los jóvenes del Movimiento de los Focolares, que lleva el título de #daretocare –continuamente actualizada en la página del  United World Project –, que quiere decir “atreverse a cuidar”, hacerse cargo de nuestras sociedades y del planeta.

¿Qué tiene que ver  #daretocare con la política?

Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares creía en la existencia de una verdadera vocación a la política, un llamado personal percibido en la conciencia de cada uno y que nacía de ciertas circunstancias, inspirado por una necesidad social, por el débil que está pidiendo ayuda, por un derecho humano violado o por el deseo de hacer algo bueno por nuestra ciudad o nuestro país.

Pues bien, ¿ello es válido aún hoy?

Javier Baquero de Bogotá, Colombia, Cristina Guarda de Italia y Frantisek Talíř de Zubčice, República Checa nos ayudan a responder a esa pregunta.

Ellos son jóvenes del Movimiento de los Focolares y forman parte de la red del  Movimiento Político por la unidad, expresión de los Focolares para una cultura de la unidad en política.

“Trabajo en política desde cuando tenía 13 años y formalmente en el gobierno desde cuando tenía 18 – cuenta Javier, que hoy trabaja en la oficina del alcalde de Bogotá–,  y he trabajado con personas íntegras, que tienen la capacidad de afrontar la corrupción, que son transparentes.  Hay personas corruptas, pero son sólo algunas.

Para mí el principio más importante en política es el servicio.  Porque uno pone sus conocimientos, habilidades, su profesión al servicio de una sociedad, de la humanidad, del planeta. Y no lo haces solo sino junto a otras personas. Por lo tanto, el principio que debería guiar a todo político es el servicio, una actitud de servicio para responder a las necesidades de una sociedad.  #daretocare, atreverse a cuidar  significa ante todo sentir y estar cerca de los problemas de mi ciudad pero no sólo eso: es también pensar y construir políticas públicas para resolver esos problemas”.

Cristina,  que en los últimos cinco años ha venido actuando  en política agrega: “Sí, ya lo sé, a veces me siento disgustada observando el odio creado por algunos políticos, la conspiración del silencio, la pereza o la sordera frente a algunos problemas complejos. Pues por ese motivo, cada uno de nosotros tiene que actuar y hacer todo lo que está a su alcance.

En mi acción política quiero expresar mi intenso amor por los demás haciendo todo lo que puedo para ayudarlos a vivir mejor, para aliviar sus preocupaciones y darles todos los instrumentos a fin de que puedan realizar su vida así como la sueñan”.

“La política no es un mal en sí mismo. La política está hecha por políticos, que pueden ser mejores o peores cuando la hacen –afirma František, activista político regional– .  Por eso es necesario que los nuevos políticos entren en este campo e intenten hacerlo de la mejor manera posible.

Concebir la política como un servicio es lo que el Papa Francisco me sugirió cuando nos conocimos un año y medio atrás. Pienso que ésa es la receta para una buena política. La clave está realmente en el servicio a los demás.

El punto crucial es cómo pienso la política: ¿la hago para mí mismo, o la hago para servir?  Y cada vez que tengo que tomar una decisión –pequeña o grande– puedo optar: ¿me estoy poniendo a mí mismo como primera cosa o los estoy poniendo a los demás?   Si pongo a los demás en primer lugar, todo irá bien”.

Por ello es importante crear redes, pensar y actuar en favor del bien común, cuidar a todos.

Para seguir los eventos de la campaña #daretocare, se puede visitar la página del  United World Project.

 Recogido por los jóvenes de los Focolares

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *