Poner en luz al otro


Con tres días de videoconferencia de los delegados de los Focolares en las diferentes áreas del mundo y el consejo general, ha comenzado una nueva fase preparatoria hacia la Asamblea General de los Focolares que se celebrará en enero de 2021.

El encuentro de los responsables de los Focolares de todo el mundo finalizó el 12 de septiembre, celebrado este año mediante videoconferencia; una fecha que, en condiciones normales, también habría marcado el último día del mandato de la actual presidenta, María Voce.

Pero estos tiempos – que de normal tienen muy poco – registran, en cambio, una prolongación del mandato de la presidente porque, debido al Covid, la Asamblea General, que tiene la tarea de elegir todos los órganos de gobierno de los Focolares, ha sido aplazada de inicios de septiembre de 2020 a 2021 (24 de enero – 7 de febrero).

Entonces, ¿cómo transformar este tiempo de espera en un tiempo de gracia? Una pregunta que abrió y orientó la reunión de los responsables y a la que María Voce respondió de manera profunda y sintética: “¡Estamos llamados a dar testimonio de la posibilidad de relaciones trinitarias! Lo que simplemente significa: que cada uno haga de todo para que el otro se manifieste”.

Las sesiones dedicadas a compartir la vida de las comunidades de los Focolares en las distintas áreas geográficas del mundo destacaron el compromiso global para afrontar el desafío y las nuevas consecuencias “hijas” de la pandemia del Coronavirus: la imposibilidad de hacer reuniones presenciales ha llevado a un aumento de encuentros digitales que, en muchas ocasiones, llegan a más personas y rompen esquemas territoriales o de categorías que, en la situación actual, están mostrando múltiples límites. Las dificultades económicas, además, exigen nuevas reflexiones en busca de soluciones para un estilo de vida sobrio y sostenible y a favor de obras y estructuras adecuadas. Además, el clima de creciente inseguridad personal y comunitaria empuja a una nueva opción de vida evangélica en vista de un mundo más unido.

El tercer día del congreso marcó entonces el inicio de un nuevo camino preparatorio del Movimiento hacia la Asamblea General de 2021. El tiempo ganado servirá para favorecer una preparación más participativa y capilar, un camino sinodal. Hasta el 24 de octubre los miembros del Movimiento tendrán la oportunidad de profundizar en los temas recogidos hasta el momento para identificar aquellos de preferencia que serán incluidos en un documento de trabajo. Antes de Navidad, los participantes en la Asamblea tendrán la posibilidad de conocer a posibles candidatas y candidatos a Presidente y Copresidente. Y con una serie de Webinar, se podrán tratar las temáticas principales con la ayuda de expertos externos. La preparación terminará en las primeras semanas de enero con trabajos en grupo entre los participantes.

Joachim Schwind

8 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *