El Metropolita Gennadios Zervos: hombre del diálogo y de la unidad

© CSC Audiovisivi


Un breve perfil del Metropolita que fue gran amigo de los Focolares y la expresión de oración y cercanía de María Voce en nombre del Movimiento.

Hoy 16 de octubre, la Arquidiócesis Ortodoxa de Italia y Malta anunció que el metropolita Gennadios ha “pasado al cielo” [1].

Vivió 57 años en Italia, primero como párroco en Nápoles, en 1970 como obispo de Kratea y luego desde 1996 como arzobispo de la diócesis de Italia y Malta y exarca del sur de Europa, con sede en Venecia. Tenía un gran amor por los fieles de su Arquidiócesis; lo expresa en una carta del pasado 3 de octubre, en la que escribía: “Están en mi corazón. ¡Son mi vida!”[2].

En 2007 el Patriarca Bartolomé dijo de él: “Con inmenso amor […] has trabajado durante muchos años de manera misionera por vuestro rebaño, distinguiéndote por muchos y diversos carismas, que expresan la personalidad de Vuestra Eminencia, entre los que destacan los más grandes y son la humildad y la dulzura, la tranquilidad y la sabiduría de tu carácter, pero lo más grande de todo es tu amor y fe hacia la Madre Iglesia” [3].

Ha sido un hombre de diálogo que participó activamente en la actividad ecuménica en Italia y más allá, como se puede ver en esta entrevista con Radio Vaticano en 2015: “Orar significa caminar juntos y, como me dijo una vez el papa Francisco, ‘caminar significa unión. Cuando caminamos juntos, la unidad está más cerca de nosotros’”[4]. Hablando de la división de los cristianos, dice: “Ahora debemos ser crucificados, los hombres debemos subir a la cruz, para hacer desaparecer nuestras pasiones, nuestros defectos, nuestros errores. Jesucristo ya no viene para ser crucificado sino que nosotros debemos estar en la cruz para borrar el fanatismo, el odio, el egoísmo”[5].

Gran amigo del Movimiento de los Focolares, el metropolita a menudo recordaba un diálogo con Atenágoras en 1970. “¡Me recibió durante 48 minutos! Numerosos obispos, sacerdotes, teólogos y otros estaban en el pasillo esperando la bendición del Patriarca. Todos estaban asombrados de que hubiera estado en audiencia durante tanto tiempo […] ¿Qué había pasado? ¡El Patriarca habló de mí durante 2 minutos, del Papa Pablo VI durante 5 minutos y durante 40 minutos de Chiara!” [6].

Participó en muchos eventos de los Focolares: desde las reuniones de los obispos amigos del Movimiento, hasta las escuelas del ecumenismo y las semanas ecuménicas organizadas por el Centro “Uno” [7]. Durante la última edición, en 2017, entregó a Maria Voce una medalla en agradecimiento por la labor ecuménica de los Focolares. Fue idea suya poner en marcha la “Cátedra Ecuménica Internacional Patriarca Atenágoras – Chiara Lubich”, de la que era co-titular, en la Universidad Sophia y en 2017 pronunció el discurso inaugural sobre el tema “El Patriarca Atenágoras y Chiara Lubich, protagonistas de la unidad” [8]

El metropolita Gennadios pudo saludar a Chiara unos días antes de su muerte cuando la visitó junto con el Patriarca Bartolomé en el policlínico Gemelli. De ese último encuentro recordaba: “Estaba llena de alegría, sonriente como siempre, dulce, serena y su “carisma” estaba muy vivo. De hecho, sus últimas palabras antes de despedirnos fueron: “¡Siempre unidos!” [9].

Parece que el metropolita Gennadios cumplió lo que le dijo proféticamente el patriarca Atenágoras en 1960: “Irás a Italia, necesitamos nuevos sacerdotes para los tiempos venideros, tiempos de reconciliación y diálogo con la Iglesia católica” [10].

Joan Patricia Back

[1] Sitio ortodossia.it
[2] Sitio ortodossia.it
[3] Sitio ortodossia.it
[4] Entrevistado por Radio Vaticana 23 de enero de 2015 en el sitio ortodossia.it
[5] Entrevistado por Radio Vaticana 23 de enero de 2015 en el sitio ortodossia.it
[6] 50° del Centro “Uno”, Trento, 12 de marzo de 2011.
[7] El Centro “Uno”, para la unidad de los cristianos, se ocupa del diálogo ecuménico del Movimiento de los Focolares.
[8]  www.sophiauniversity.org/it
[9] 50° del Centro “Uno” Trento, 12 de marzo de 2011.
[10] Sitio ortodossia.it

5 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *