Es por la noche cuando se ven las estrellas


El sufrimiento es maestro de sabiduría. Esta es la convicción que expresa Chiara Lubich en la siguiente reflexión. Debemos acercarnos a quien sufre no solo con compasión, sino con una actitud de reverencia y de escucha.

¿Por qué algunos hombres que desconocen las ciencias, incluso religiosas, se han hecho santos con el único libro del Crucifijo?

Porque no se han quedado en contemplarlo, venerarlo o besar sus llagas, sino que han vuelto a encarnarlo en ellos. Y quien sufre y está en la oscuridad ve más lejos que el que no sufre, así como es necesario que se oculte el sol para ver las estrellas.

El sufrimiento enseña lo que de ninguna otra manera se puede aprender. Ocupa la más alta cátedra. Es maestro de sabiduría, y quien posee la sabiduría es feliz (Cf. Pr 3,13) «Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados» (Mt 5,4) no solo con el premio del más allá, sino también con la contemplación de cosas celestiales aquí abajo.

Debemos acercarnos a quien sufre con esa reverencia y más aún, con la que en otros tiempos se iba al encuentro de los ancianos, cuando de ellos se esperaba la sabiduría.

Chiara Lubich

Chiara Lubich, Ve más lejos. Escritos espirituales /2, Editorial Ciudad Nueva, Madrid, 1999, pág. 76.

5 Comments

  • Chiara è stata la mia maestra spirituale ed umana fin dalla mia giovinezza ed oggi continua ad guidarmi sul cammino della vita passo dopo passo. Al Lei, che con il suo «Sì» a Dio è stata il veicolo di tanto amore, sapienza e gioia di vivere.
    Grazie di tutto e per tutto !

  • Chiara riesce sempre a stupirmi! Penso che anche per chi non crede in Dio la sofferenza sia una maestra di vita perché fa come uno strofinaccio con la polvere sopra un mobile. Certo è che per chi crede e la sa accettare e prendere dalle mani stesse di Dio, la sofferenza spalanca una voragine di sapienza e costui comincia a vedere chiaramente sia le cose della sua vita sia quelle di chi gli sta intorno. E gli viene spontaneo dar lode a Dio e ringraziarlo per tale predilezione.

  • This wisdom is being experienced by many Filipinos who have suffered and are still suffering from the social ills and tragedies from injustice, calamities etc. And they say may awa ang diyos (God has mercy on us). Many of them believe that God will not abandon them.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *