Evangelio vivido: donarse a los demás


Ser los primeros en amar, amar desinteresadamente, amar siempre, enseguida y con alegría. Es una oportunidad para encarnar el arte de amar en nuestra vida. Es allí donde nace la comunión fraterna, casi por atracción. Es vida nueva, un mundo que cambia.

Fisioterapista
En el centro donde estaba trabajando habían disminuido las solicitudes debido al Covid, de modo que durante el día tenía muchas horas libres. Entonces me dieron el permiso para ayudar en un reparto de contagiados. También otros colegas siguieron mi ejemplo. Un día uno de ellos me contó confidencialmente que su servicio nunca había sido tan humano y solidario: “Sólo ahora me doy cuenta de lo que significa un gesto de solidaridad, una caricia, aunque tengas guantes. Me parece que he descubierto una dimensión más humana de mi trabajo. Quisiera que mis hijos hicieran este servicio, porque es una verdadera escuela de vida”.
(J.H. – República Checa)

Nuestra proximidad
Cuando el Papa Francisco habla de “proximidad”, parece que anula todas las reglas que nos hemos creado con respecto a un cierto estilo de vida. Para él lo que cuenta es el otro y nuestra capacidad de acogida. Un día en la oficina nos pusimos a hablar al respecto con una colega que en cambio pensaba que esta actitud sin normas está arruinando a la Iglesia. La escuchaba sorprendido y desanimado ante su seguridad al condenar al Papa, a pesar de ser una mujer inteligente y, a su modo, católica practicante. A partir de ese día evité tocar el argumento y cada vez que ella me atacaba con algún artículo sobre el Papa, trataba de cambiar la conversación. Hace un tiempo me avisó por teléfono que no podía venir al trabajo porque tenía problemas con una hija anoréxica. En cuanto pude fui a visitarla. Efectivamente la vida de la chica estaba en riesgo. Mi esposa es psicóloga y, gracias a su habilidad, logramos empezar a frecuentarnos. Ahora su hija está mejor, viene a menudo a nuestra casa.

La colega me escribió un mensaje: “Ahora comprendo lo que quiere decir el Papa con la palabra “proximidad”.
(F.C. – Francia)

Voy yo
Mi maestro de primaria nos había contado la historia de un soldado, quizás un alpino, algo especial: estaba siempre disponible para cualquier tarea, incluso la más ingrata, y decía a sus superiores:“Vago mi” (Voy yo). Hasta que “Vago mi” (como lo habían apodado) no regresó más, lo mataron en la guerra. Esa muerte, que era el sello de una vida caracterizada por el altruismo, impactó mi fantasía de niño. Habría querido ser como él. En fin, “Vago mi” se convirtió para mí en el modelo de quien se prodiga por los demás. Y esto muchos años antes de encontrarme con Aquél que dio la vida por nosotros y dio sentido a mi vida.
(Giuseppe – Italia)

 A cargo de Lorenzo Russo

 

(Tomado de ”Il Vangelo del Giorno” (El Evangelio del día), Città Nuova, año VII, n.4, julio-agosto 2021)

1 Comment

  • Grazie per il servizio che fate, grande opera di evangelizzazione e direi anche di missione; si perchè come dicono i missionari del PIME, la missione inizia dalla porta di casa nostra. C’è tanto da fare nella nostra civiltà moderna, nei rapporti che ogni giorno intratteniamo con i colleghi di lavoro e con le persone che incontriamo nella nostra vita quotidiana, per cui, come dimostrato dai brani sopra riportati, tutti noi possiamo e dobbiamo essere coinvolti, nella vita di ogni giorno, in questa grande opera di testimonianza. Tutti e tre mettono in evidenza una diversità che è quella che dovrebbe sempre caratterizzare noi cristiani: testimoni di un amore e di un dono di se senza fine. L’amore spesso non è compreso, è frainteso, perchè spesso da scandalo, è l’esatto opposto di ciò a cui la mentalità del nostro tempo vorrebbe uniformarci con gli slogan che ormai vediamo ovunque e con gli standard di vita che ci vengono proposti dalla televisione, dai giornali, dai social media. Anche i discepoli spesso restavano stupiti dell’amore di Cristo e sconvolti da quello che Lui faceva, perchè allora, come oggi, il vero amore, che significa dono gratuito di se stessi senza condizioni, era sconvolgente, stupiva e cambiava le vite di tutti coloro che per un imperscrutabile disegno di Dio avevano la possibilità di incontrarlo.
    Aver letto i tre articoli è stato un buon modo per iniziare questa giornata. Grazie di cuore.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *