“Plantar semillas de paz y verlas florecer”. Las palabras de Margaret Karram durante la mesa del diálogo: “Semillas de esperanza contra profetas de la desventura: una colaboración entre Religión y Gobierno para una nueva política de unidad mediterránea” con ocasión del Rome MED 2021 organizado por el Ministerio italiano de Asuntos Exteriores y de la Cooperación Internacional y por el ISPI[1].  

“Creo que en la región mediterránea las políticas gubernamentales tendrían que crear un ambiente político favorable al pluralismo y a la paridad de ciudadanía”. Con estas palabras,  Margaret Karram, Presidente del Movimiento de los Focolares, intervino en Roma, el 3 de diciembre de 2021, en la séptima edición del  Rome MED 2021 (Mediterranean Dialogues). “Pienso que las religiones también –prosiguió– pueden ser parte de la solución, ofrecer y promover una narración distinta. (…) Cada uno de nosotros tiene un relato propio y debemos escuchar, comprender y respetar el de la otra persona”.

El evento, que se llevó a cabo en Roma del 2 al 4 diciembre de 2021, es la iniciativa anual de alto perfil promovida por el Ministerio italiano de Asuntos Exteriores y de la Cooperación Internacional y por el ISPI (Instituto Italiano para los Estudios de Política Internacional), que pone en diálogo a políticos, académicos, empresarios, exponentes religiosos y ONG, acerca de las oportunidades que el Mediterráneo ofrece y de cómo afrontar las numerosas crisis que lo circundan y lo atraviesan.

El discurso de Margaret Karram formaba parte del panel cuyo título era: “Semillas de esperanza contra profetas de la desventura: una colaboración entre Religión y Gobierno para una nueva política de unidad mediterránea”. En el diálogo, moderado por Fabio Petito (Head, Religions and International Relations Programme ISPI) y Fadi Daou (cofundador de la Adyan Foundation), intervinieron la Viceministra para los Asuntos Exteriores y la Cooperación Internacional en Italia, Marina Sereni, Noemi di Segni (Presidente de la Unión de las comunidades judías italianas), Azza Karam (Secretario General, Religiones por la paz), Mons. Miroslaw Wachowski (Subsecretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede) y Haya Aliadoua (Consejero del Secretario General, Liga Musulmana Mundial).

La reflexión del panel sobre la crisis de la falta de unidad que ya desde hace tiempo, por varias razones, preocupa a  las orillas del Mediterráneo –escenario de desencuentros entre las varias civilizaciones– fue el hilo conductor de  los temas del debate y, al mismo tiempo, dejó libre espacio a nuevas posibles iniciativas y a una mayor participación de los líderes religiosos y de las comunidades en la vida pública, para promover nuevos caminos de fraternidad y paz.

“Justamente ayer –dijo Margaret Karram– el Papa Francisco, llegando a Chipre, destacó que el ‘mare nostrum’ –como lo llamaban los romanos– es ‘el mar de todos los pueblos que a él se asoman para estar en conexión, no para dividirse’[2]. Pienso que ésta es la verdadera identidad del área mediterránea”. Pensar en el Mediterráneo, continuó Margaret Karram, no como una continua crisis sino como una oportunidad para trabajar de manera efectiva: “Estamos presentes como Focolares en esta región del Mediterráneo desde hace más de 50 años.  Ser portadores de compromiso interreligioso en la vida cotidiana, ayudando concretamente en sus necesidades, es la lección que hemos aprendido y que fuertemente valorizamos; creo que las estrategias de alto nivel no tienen un impacto profundo”.

Al hablar de acciones concretas la Presidente de los Focolares ofreció algunos ejemplos y testimonios que, desde el Líbano a Siria, manifiestan la importancia de poner en el centro a la persona, el cuidado de las relaciones y de las diversidades y remarcan el rol que las religiones pueden jugar en este campo. “El Amor y el cuidado por todo ser humano son el núcleo de este mensaje –concluyó–.  Las religiones tienen esta capacidad natural de crear una red, de atraer a las personas a un espacio en donde podemos plantar semillas de paz, semillas de esperanza, y verlas florecer”.

Maria Grazia Berretta

[1] El Instituto de Estudios Políticos Internacionales – ISPI, fundado en 1934, es el grupo de expertos italiano más antiguo especializado en asuntos internacionales.

[2] Papa Francesco, Encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático –

Ceremonial Hall” del Palacio Presidencial en Nicosia (Chipre), 2 de diciembre de 2021. Cfr. https://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2021/december/documents/20211202-cipro-autorita.html

1 Comment

  • «Le religioni hanno questa capacità naturale di fare rete, di attirare le persone in uno spazio dove possiamo piantare semi di pace, semi di speranza, e vederli fiorire”. Pienamente d’acordo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.