Ampliar los horizontes del conocimiento. Del 27 de marzo al 2 de abril, en Colombia, el encuentro «Universidad, saberes y sabiduría: una perspectiva para América Latina». Una sede latinoamericana para Sophia.

Apertura y gradualidad. Estos fueron los ejes rectores del encuentro “Universidades, saberes y sabiduría: una perspectiva para América Latina”. Realizado en Tocancipá, Colombia, del 27 de marzo al 2 de abril, el evento reunió al rector del Instituto Universitario Sophia, Giuseppe Argiolas, con la comisión transdisciplinaria e intercultural que trabaja desde hace más de diez años para construir las bases de la futura sede latinoamericana de la Universidad. También acompañaron los trabajos Francisco Canzani y Renata Simon, en representación del Consejo General del Movimiento de los Focolares.

En el centro de las reflexiones, las orientaciones de la Congregación para la Educación Católica para un proyecto sin precedentes en la historia de las universidades pontificias: las diferentes unidades del Instituto Universitario Sophia, aunque se abran en otros continentes, serán parte de una única universidad global con sede en Loppiano (Florencia, Italia).

Si se aprueba, el proyecto Sophia ALC (América Latina y el Caribe) será el primer paso en la construcción de esta “universidad en red” y se ramificará en tres contextos diferentes: en Argentina, el proyecto contempla la oferta de una maestría en “ Ecología Integral e Interculturalidad”, en modalidad híbrida (presencial y en línea); en Brasil, un curso de grado presencial en “Pedagogía con orientación en Humanismo Integral”; en México, cursos de extensión universitaria (principalmente en línea).

Durante los seis días del encuentro, los miembros de la comisión trabajaron intensamente en la búsqueda de soluciones para la paulatina viabilidad de este complejo proyecto, en sus diferentes vertientes: desde la adecuación a las normas eclesiales hasta la adecuación a la legislación local; desde la sostenibilidad económica hasta las estrategias de recaudación de fondos y difusión; desde infraestructura hasta planes de estudios, entre otros.

En conclusión, una certeza: ha llegado el momento de ampliar aún más los horizontes de la experiencia de unidad en la diversidad construida hasta ahora por los miembros de la comisión local Sophia ALC, provenientes de países como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, México y Uruguay, y disciplinas como economía, administración, teología, filosofía, historia, derecho, pedagogía, sociología y comunicación. El futuro del proyecto pasa por profundizar el ya intenso diálogo con el Rector y los docentes de Sophia, con los responsables del Movimiento de los Focolares y, en especial, con la Congregación para la Educación Católica, que indica los caminos para que, de manera abierta y gradual, el sueño de Chiara Lubich pueda continuar, ahora en el continente latinoamericano.

Daniel Fassa

8 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.