El mandamiento nuevo de Jesús, el amor al hermano es lo que nos propone la Palabra de Vida en este mes de mayo de 2022. Es un camino en el que se puede progresar cada día y en el que se encuentra la plenitud del mensaje de Jesús.

“Toda la ley alcanza su plenitud en este solo precepto: amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Gal 5,14).

Esta es una palabra de Pablo el Apóstol: breve, estupenda, lapidaria y clarificadora.

Nos dice lo que debe haber como base del comportamiento cristiano, lo que debe inspirarlo siempre: el amor al prójimo.

El Apóstol ve en la realización de este mandamiento el pleno cumplimiento de la ley. Y esta dice: no cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no desearás… y ya sabemos que quien ama no hace todo esto: quien ama no mata, no roba……

Pero quien ama no solo evita el mal. Quien ama se abre a los demás, quiere el bien, lo hace, se entrega: llega a dar la vida por la persona amada.

Por eso Pablo escribe que en el amor al prójimo no solo se observa la ley, sino que se alcanza «la plenitud» de la ley.

(…)

Si toda la ley consiste en el amor al prójimo, es necesario ver los demás mandamientos como medios para iluminarnos y guiarnos y así saber encontrar en las intrincadas situaciones de la vida el camino para amar a los demás; hay que saber leer en los otros mandamientos la intención de Dios, su voluntad.

Él quiere que seamos obedientes, castos, mansos, mortificados, misericordiosos, pobres… para realizar mejor el mandamiento de la caridad.

Chiara Lubich

(Chiara Lubich, en Palabras de Vida/1, Ciudad Nueva, Madrid, 2020, p. 275-276)

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.