El protagonisme de la societat civil

 
La fraternitat es revela com el camí per a una nova forma de fer política.

Una jornada muy intensa la vivida el pasado 6 de julio durante el II Seminario del Movimiento Político por la Unidad (MPpU). El tema propuesto para el Seminario no era para menos: Fraternidad: alternativa a la crisis.

La jornada comenzó con una arriesgada propuesta por parte de Miguel Aguado -Presidente del MPpU-, la de establecer a lo largo del día un diálogo sincero entre todos los asistentes, sin prejuicios ni juicios, donde cada uno aportara lo mejor y también acogiera las aportaciones de los demás. Invitaba igualmente a los asistentes –procedentes de prácticamente toda España- a no perder ninguna oportunidad para dialogar, siendo muy proactivos. Y es que, según sus palabras: “el Seminario lo construimos entre todos”.

Las mesas redondas se sucedieron al ritmo que las aportaciones de los ponentes y el diálogo se iba haciendo más intenso y profundo. Todo giraba en torno al documento recientemente publicado por un Grupo de Trabajo del MPpU, Propuestas a la crisis actual desde la perspectiva de la fraternidad. Un documento cuya novedad –según precisó Nieves Fernández-Crehuet, miembro del MPpU- radica en el proceso de elaboración del mismo: “ofrece una aportación como Grupo de Trabajo, fruto de la fraternidad vivida. Muchas de las propuestas del documento ya aparecen en los programas de los más variados partidos políticos. La diferencia de las nuestras es que se basan en la fraternidad, subrayando los aspectos positivos y realizando una profunda experiencia de diálogo”. También Mikel Arregi –ex concejal del PNV y miembro del grupo de redacción del Documento- subrayó esta experiencia de fraternidad vivida durante la redacción del mismo; experiencia que aún dura y que puso de manifiesto a través de un video grabado para la ocasión, ya que no pudo estar presente en el Seminario.

Partiendo del Documento, durante el Seminario se habló de muy variados temas, pero todos ellos muy directamente relacionados con las personas, porque es a ellas a quienes va dirigido y quienes dan sentido al trabajo de todo político. Ya que, como afirmó Juan López, “la dedicación al bien común es un buen camino para ser feliz… y tiene que ver más con el dar que con lo que recibes”. Temas como la vivienda, la justicia, la alimentación, la contratación, los pactos de estado, la dignidad, la necesidad de tender puentes hacia los demás, la dignidad, la fraternidad,… todos ellos tratados a nivel mundial, europeo y local.

Muchas fueron también las experiencias concretas que se entrelazaron a lo largo del día… en ayuntamientos, en comunidades de vecinos,… destinadas todas a mejorar la calidad de vida de los conciudadanos.

El II Seminario del Movimiento Político por la Unidad ofreció, en definitiva, una ocasión para que personas vinculadas con la política (alcaldes, concejales, juristas, ciudadanos…), de muy variados signos y procedencias geográficas, dialogaran sobre su objetivo común y pudieran experimentar el trabajo en fraternidad, como ya se propuso al comienzo de la jornada. Destacar las palabras de Claro J. Fernández – Carnicero quien, además de felicitar por la iniciativa y el favorecer la existencia de espacios de este tipo, animó a seguir el camino abierto: “hay que desarrollarlo. Os felicito porque, aunque parezca que va lento, esto tiene sentido. Y en la vida, encontrar cosas que tengan sentido, no es fácil”.

Normas(500)