#Ecclesiola

 
La Palabra de Dios vino a la tierra, quería nacer en una familia. Cuando Jesús comenzó su vida pública, estaba celebrando una nueva familia.

… La familia. Hoy se ha desencadonado con creciente intensidad un ataque frontal contra la familia. La familía se encuantra amenazada, e inclusive destruída, por la decadencia de los valores moralas tradicionalas, por el materialismo teórico y práctico, por una mentalidad hedonista favorecida por el consumismo, tanto. que muchos hombres se ven obligados a preguntarsa: ¿Quá sentido tiene la familia? ¿Cuál as eu importancia?
Sociólogos, educadores, políticos, moralistas podrían dar su apinión. Paro creo que a nosotrosp cristianos, nos interesa sobra todo tratar de comprender quê piensa Dias de la familia, al lugar que El la da. Y para ello bastan pocas considaracionas.
Cuando Dias cred al género humanog modeló una familia; cuando el Verbo de Dias vino a la tiarra, quiso nacer en una familia; Jesús inicid eu vida pública en una fiesta de casamiento.
Dias amó tanto a la familia, la consideró una realidad tan Importante que imprimió en ella sua huellas: de hecha, ella refleja la vida de Dias, la vida de la Santísima Trinidad. Y esta, ma parece, es ya suficiente para explicar quê es la familia para Dias.
¿Para, Dias, cómo concibid a Ia familia?
Dias, que os amor, Ia ha ideado como una combinaciõn, un angranaje de amor: amor nupcial entra Ias esposos, amor materna, paterno por Ias hijosq filial por Ias padres. Amor de Ias abuelos por Ias nietos, de Ias nistos por Ias abuelos, por Ias tíos y viceversa. La familia as puas un tesora, una jaya, un mistario de amor.
Fue así como Dias Ia pensõ, Ia craó. Y su Hijo, redimiando al mundo, sublimó al amor natural con al que están impregnados todos sus , miambras con el amor divina que El traja a Ia tierral con ese fuego que quiera que arda en todas partos. Por ello Ia familia llegó a ser, además de Ia célula básica de Ia humanidad creada por Dias, Ia célula básica de Ia Iglasia fundada por su HIjo. Gracias al amor sobrenatural del que está revestida por media del bautismo y de Ias atroe sacramentos, especialmente del matrimonio, Ias componentes de Ia familia están Ilamados, personalmente y Juntos, a Ia sublima y vertiginosa tarea de edificarla como una pequeña iglesia, Ia “ecclesiola”.

… Por tanto, la avangelizaciõn del futuro del hombre dependa, en gran parte, de la “Iglasia doméstica”: la familia.
Fuente: Chiara Lubich. Familia y oración – Castelgandolfo 8 de abril de 1989 – Congreso de la sociedad familiar: raíces en lo absoluto para el hoy del hombre)

Más noticias