Anno amoris laetitia: El sexto video – Amor fecundo: la dimensión gratuita del amor

 
"El amor siempre da vida. El amor conyugal no termina en la pareja, sino que genera una familia".

“El amor siempre da vida. El amor conyugal no termina en la pareja, sino que genera una familia”.
“Cada nueva vida” nos permite descubrir la dimensión más gratuita del amor, que no deja de sorprendernos.
Es la belleza de ser amado primero: los niños son amados antes de llegar”. Esto refleja la primacía del amor de Dios, que siempre toma la iniciativa” AL 166.
“Con su testimonio, y también con sus palabras, las familias hablan de Jesús a los demás, transmiten la fe, despiertan el deseo de Dios y muestran la belleza del Evangelio y el modo de vida que nos propone.
Así, los esposos cristianos pintan el gris del espacio público, llenándolo de los colores de la fraternidad, de la sensibilidad social,
defensa de la fe frágil y luminosa y de la esperanza activa. Su fecundidad se expande y se traduce en mil formas de hacer presente el amor de Dios en la sociedad” AL 184.