Recalculando la profecía de los Polos de Economía de Comunión

 
Un encuentro con pasión y entusiasmo por los valores que encierra la Economía de Comunión.

Fueron 3 días de alegría y sangre en el alma, de trabajo y reflexión, pero rodeada de gente hermosa.

Entre el 26 y el 28 de abril se llevó a cabo el 43° Encuentro EdC (Economía de Comunión) del Cono Sur, cita anual en la

Mariápolis Lía. Este año, el eje que sirvió de pretexto para nuestra comunión y formación fue la inspiración que dio origen a los Polos en las ciudadelas, su importancia, la vocación que tienen hoy,  su profecía para nuestro tiempo, cómo los  imaginamos en el futuro, qué prácticas empresariales los distinguen, de qué modo podemos contribuir a su crecimiento y difusión.

“¿Los Polos están en crisis? -reflexionaba Jorge – ¿Pueden ser estas crisis procesos de transformación de nuevas realidades?”. Y se respondía: “Los Polos en las ciudadelas no son para tener empresas lindas, porque grandes empresas existen por todos lados. Lo nuestro es un nosotros que gratuitamente vive por los demás, que significa relación, esa es la novedad”

Gonza, uno de los que se quedan callados y habla si es necesario, esta vez sintió que lo  era: “Es el momento de mi vida donde más fuerza tengo y más ganas de trabajar por la EdC, pero tenemos que reconocer las crisis que están atravesando nuestros Polos en el mundo. Si, hay cosas lindas, por supuesto que hay miles de cosas lindas, pasan cosas increíbles, y eso nos hace pensar en el valor humano que tenemos: los empresarios, los estudiosos, los aficionados. Veamos juntos, entonces, cómo podemos potenciar esto y ser realmente un Faro, y mostrar que nuestras empresas funcionan. Después está la realidad como la de cualquier parque industrial, las empresas surgen, se transforman, desaparecen, entran dos, sale una, eso es lógico, pero no podemos ser siempre los mismos. Tenemos que crecer, nuestros objetivos tienen que ser altos y poder contarle a todos lo que hacemos. Y el día de mañana hacer surgir un Polo en África, otro en la India, que sean grandes, ¿y tendrán dificultades? Seguro. ¿Y van a tener cosas maravillosas? Por supuesto. Pero tenemos que tomar decisiones concretas. También pensaba, ¿no será que las empresas que están en los Polos tienen que ser fundadas por varios empresarios de EdC, para poder sostenerse? Porque, es muy difícil sostenerse solo. Yo ni loco hubiese armado “Pasticcino” solo. Buscar nuevas ideas, uno tiene la A, el otro la B, busquemos la C, la que surge de la Comunión, usemos todos los valores que hace casi 30 años venimos viviendo para hacer surgir la C.

“Chiara te atropellaba con la energía que tenía, probemos de hacer el ejercicio de cómo ella recalcularía en nuestro tiempo, ¿qué diría?: ‘¿Me equivoqué. Pensé esto, pero podemos ir mejor de esta otra forma?’.  Seguro que lo haría. Démonos el regalo de hacer ese ejercicio entre todos”. Y ese fue el ejercicio que se hizo.

Las visitas a las empresas fueron un capítulo aparte: Herrería Ferrarotti, Pasticcino y cosméticos Norma Maliandi. Me anoté en este último grupo, junto con otros 16. Increíble, Nada más lindo que escuchar la historia – en boca de Norma -, de cómo las abejas inspiraron la fundación de una empresa de cosmética apícola, y la del almuerzo en el programa con Mirtha Legrand que les marcó el pico de ventas. La alegría de las empleadas al recibirnos, contarnos cada logro o cada fracaso. Y el logro del nuevo motor para producir, orgullosas de “la chimenea” en la fábrica. Y siempre pasan cosas sorprendentes: Dos Mundell ‘s interns que se reencontraron: Fran de San Nicolás y Luli de La Pampa. De redes somos: Sergio que armó el grupo de whatsApp de gastronómicos junto a Andrea y Martín de Mendoza,  Fran de Córdoba y Claudia de Rosario. Gabriel de Montevideo que quiere tejer puentes para llevar las Pasticcino a Uruguay. José de Santa Fe que relató la extraordinaria experiencia “codo a codo” con Jorge de Tucumán y cómo le abrió su empresa de par en par. Los jóvenes que vienen por primera vez como Vir y Diego de Córdoba, acompañados por Nico Gallo. El proyecto en marcha de una Fundación para ayudar a las congregaciones a redescubrir su carisma. Antes de la despedida A. Valdivia nos recordó la invitación al Congreso de Mendoza, el 13, 14 y 15 de septiembre, con la participación de ACDE y del Consejo de Ciencias Económicas, por ahora. Selfie final. Nos vemos en la primavera!!!

Carolina Carbonell (Rosario)

    Fotogalería