Movimiento de los Focolares
New York: conferencia sobre la sociedad de la información

New York: conferencia sobre la sociedad de la información

WSIS+10_B

Durante el trabajo de la Asamblea

A los diez años de la Cumbre Mundial sobre la sociedad de la información (Túnez 2005) se realiza un balance para construir una sociedad de la información que tenga como centro a la persona, que sea inclusiva y orientada al desarrollo, que contribuya al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que encuentre formas de financiación adecuadas para un desarrollo más equitativo de las infraestructuras de la comunicación e individualice mecanismos compartidos y eficaces de gestión de internet. ¿Cuánto se ha avanzado estos puntos en la última década? La Asamblea General de las Naciones Unidas trató de responder esta pregunta, en el Meeting dedicado al “WSIS+10” , que se refirió a la sociedad de la información, en el cuartel general de las Naciones Unidas en Nueva York, el pasado 15 y 16 de diciembre. El trabajo de evaluación fue complejo. Contó con la contribución de muchos analistas y condujo a la elaboración de un documento final que fue votado por unanimidad por las delegaciones de los distintos países. Conversamos con el Ingeniero Césare Borin, de la delegación de New Humanity, ONG vinculada al Movimiento de los Focolares, que participó en el Fórum. «A partir del WSIS (World Summit on the Information Society) de Ginebra (2003) y Túnez (2005) el trabajo de las Naciones Unidas adoptó un enfoque abierto a la colaboración de varios actores, incluida la sociedad civil que New Humanity integra, el sector privado, los gobiernos y las organizaciones internacionales. Ya en Túnez estuvimos participando con un nutrido grupo de NetOne, en colaboración con los proyectos experimentales de ESA y Alcatel. Como New Humanity trabajamos en la traducción al italiano y al portugués de los documentos finales. En los años siguientes participamos a varios IGF (Fórum sobre el Gobierno de Internet, que nacieron justamente del WSIS) siempre como New Humanity, estableciendo contactos con varias personas».
WSIS+10_C

Con Fadi Chehade, presidente de ICANN (en medio), organización no lucrativa que administra la asignación de los nombres de los dominios de Internet.

¿Y hoy? ¿Cuál es la contribución de New Humanity sobre los temas específicos que se debatieron? «Éramos una delegación de seis personas: yo que soy italiano, María Luiza Bigati que es brasileña, María del Rocío Ortega que es mexicana, ambas son ingenieras informáticas, además de Betsy Dugas de los Estados Unidos (también él ingeniero informático), y Joe Klock y Anne Marie Cottone que son representantes permanentes de New Humanity en la sede de la ONU de Nueva York». «En los meses precedentes New Humanity había enviado una contribución propia al documento final: el mismo es el resultado de un intercambio de reflexiones sobre grandes problemas actuales como el terrorismo, la custodia de los derechos humanos, la protección de las libertades individuales. Confrontar las grandes diferencias de sensibilidad que cada país enfatiza, y encontrar un punto común compartido, representa un gran resultado. El WSIS se convirtió en un lugar de diálogo, fatigoso, pero que permite encontrar nuevas formas de gobernanza». La ONG Internacional New Humanity ha trabajado durante más de diez años en proyectos de desarrollo de las capacidades de las comunidades más pobres de África Sub-sahariana, de Asia y de América Latina… «El acceso a la información se ha convertido en uno de los derechos fundamentales del hombre de nuestro milenio. Participar de ella es tan importante como responder a necesidades esenciales como la instrucción y la salud. En nuestros proyectos siempre tenemos como objetivo primario una plena inclusión de las comunidades locales a las cuales estos programas están destinados, como confirmación de que los principios expresados no son sólo una mera esperanza»      

“Welcome to New York, Holy Father”

“Welcome to New York, Holy Father”

20150926-03Ya el jueves aparecieron en todas partes las pancartas:Welcome, Holy Father”. El taxista mira al Papa por televisión y no se queda indiferente: “¿Usted irá mañana donde el Papa? ¡La felicito!”. “El Papa atrae porque es auténtico”, dice un señor no católico en el tren. Tiene razón: Francisco no tiene necesidad de llamar la atención o ganar simpatías. Y así le ha dado una lección a la Asamblea General de las Naciones Unidas: habla del desarrollo sostenible y el cambio climático, y también de los refugiados: “No podemos asustarnos por el número… tenemos que mirar sus caras y escuchar sus historias”, dice en Washington. Y en la ONU: “Cada persona debe tener un acceso efectivo a los bienes materiales y espirituales indispensables: techo propio, trabajo digno y debidamente remunerado, alimentación adecuada, agua potable y libertad religiosa”. Nuevamente critica con fuerza el narcotráfico, la explotación sexual de las personas, y el tráfico de armas, tal como ya lo había dicho claramente en el Congreso de los Estados Unidos: debemos dejar de lado las divisiones y las luchas entre partidos y ayudar a los pobres. Siente en su corazón la sacralidad de cada ser humano; al final de su largo discurso, las ovaciones son interminables. El Papa se va saludando a la gente en su Fiat que realmente se ve pequeñito en medio de las grandes limosinas 20150926-aEn la Zona Cero de Nueva York lo esperan para rezar juntos por la paz 500 representantes de las distintas religiones. “Es muy significativo por la diversidad de esta nación” afirma Sue Kopp, focolarina de Nueva York, quien pudo participar en la ceremonia. “Me parecía que el lugar era sagrado, marcado por ese gran sufrimiento, se había transformado en un lugar de esperanza, donde el sueño de una civilización del amor se volvía realidad”. “El Papa –agrega Joe Klock, de New Humanity (la ONG internacional acreditada ante la ONU)- subraya la importancia de construir la unidad en la diversidad, donde la paz y el amor reinan entre las naciones y los corazones de todos. Esto nos demuestra que existe una gran necesidad de la espiritualidad de la unidad  y que ¡está hecha precisamente para nuestro país!”. 20150926-02También en Nueva York el Papa visita algunas obras de caridad, entre las cuales la escuela modelo de Harlem. Y después, el Central Park. Son 80.000 los afortunados que pudieron conseguir boletos y que esperaron durante horas, sólo para poderlo ver. La misa se celebra en el Madison Square Garden, que normalmente lo llenan las estrellas del baloncesto y los cantantes. Las personas esperaron durante horas para poder entrar en la sala, pero nadie se quejó. Después, la gran sorpresa: ¡El papa Francisco llega 20 minutos antes de lo previsto! El altar, la silla y el ambón fueron realizados por sencillos artesanos. Al Cardenal Timothy Dolan le pareció que el Papa apreciaría esto más que si fueran piezas preciosas hechas por un diseñador. Y aquí Francisco se vuelve pastor de esta enorme ciudad, refiriéndose a la lectura del libro de Isaías 9,1: “El pueblo que caminaba en las tinieblas vio una gran luz”. Habla de las dificultades de las ciudades multiculturales donde no se ve la luz en medio de tanto esmog. “Pero Jesús camina hoy por nuestras calles, sigue invitando a todos a salir para ir hacia los demás, con el corazón de un padre misericordioso que espera que sus hijos e hijas regresen a casa”. La iglesia está viva en las ciudades, subraya el Papa, por eso los cristianos deben dar testimonio de la luz de la Buena Noticia. El aplauso es interminable. Como en todos los países, también en los Estados Unidos, el Papa ha tocado los corazones de cada uno.