Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. (Cf. Sal 39/40,8)

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *