«De vez en cuando –escribió Chiara Lubich- a través de una persona o un libro, o un escrito, Dios nos lleva a encontrarnos con un santo. Poco a poco, parece que los santos se hayan acercado a nuestra Obra para alentarla, iluminarla, ayudarla».

Y otra vez: «Si por una parte somos conscientes de que el carisma de nuestro Movimiento es útil para toda la Iglesia, por otra estamos también convencidos de que todos los carismas de la Iglesia son útiles para nosotros, hijos de la Iglesia. Es propio de nuestra espiritualidad aprender de los santos, hacernos hijos de ellos, para participar de sus carismas».

Entre el Movimiento de los Focolares y los antiguos carismas existe una relación de reciprocidad, como se comprende de las afirmaciones antes citadas y de la experiencia de comunión cada vez más compartida. Un camino animado también por la reciente Instrucción Pontificia sobre la vida consagrada “Caminar desde Cristo” que dice al respecto: «Del encuentro y de la comunión con los carismas de los movimientos eclesiales puede nacer un recíproco enriquecimiento. Los movimientos pueden ofrecer a menudo un ejemplo de frescura evangélica y carismática, así como un impulso generoso y creativo a la evangelización. Por su parte los movimientos pueden aprender mucho del testimonio de la vida consagrada, que custodia múltiples tesoros de sabiduría y de experiencia» (n. 30).

Se entiende entonces que los Movimientos de las Religiosas y de los Religiosos sean parte integrante de la Obra de María, que compartan sus fines y espíritu para contribuir a la realización de la oración de Jesús, «Que todos sean uno».

Pueden formar parte de ellos, religiosas, religiosos, consagradas y consagrados de Institutos seculares, monjas, monjes y jóvenes en su primer periodo de formación, que de diversas formas se muestran sensibles y disponibles a compartir el espíritu y la finalidad de la Obra de María, a participar en algunas de sus actividades o solamente a manifestarle su estima, amor y apoyo. Su relación con la Obra de María es esencialmente de naturaleza espiritual.

Quien participa, profundiza la espiritualidad de comunión, la siente apropiada a su vocación para estar en el hoy de la Iglesia, la vive fomentando antes que nada la comunión dentro de su comunidad o Instituto, entre los carismas antiguos y nuevos y crea relaciones de unidad con todo el pueblo de Dios. Ellos se sienten llamados a actuar la indicación que Juan Pablo II dirigió, en 1996, a un numeroso grupo de religiosas, adherentes al Movimiento de los Focolares, provenientes de todos los continentes: «La espiritualidad de comunión que la Obra de María promueve y cultiva, constituye una dimensión esencial de la vida cristiana. Las animo a crecer en ella, a vivirla en sus comunidades, en los distintos ambientes en los que trabajan».

Las religiosas y los religiosos de estos Movimientos promueven todo tipo de iniciativas para acrecentar el espíritu y la cultura de la comunión, jornadas de estudio, de intercambio y de testimonio; organizan congresos, semanas de espiritualidad, cursos de actualización que se inspiran en la espiritualidad de la unidad, en la eclesiología de comunión. Uno de los eventos más recientes ha sido el encuentro “Carismas en comunión”, que tuvo lugar en Asís el 23 de octubre 2010 (ver: www.carismiincomunione.

Las religiosas y los religiosos, definidos como “expertos de la comunión(Plenaria SCRIS 1978, Religiosos y Promoción Humana, n. 24), quieren el diálogo de la vida con todos, son sensibles al diálogo ecuménico, interreligioso, con personas de convicciones diversas y con la cultura.

En un mundo fragmentado y dividido, el testimonio de amor recíproco vivido entre ellos quiere ser una contribución a la realización de la fraternidad universal, en comunión con sus fundadoras y fundadores.

Movimiento de las Religiosas

Secretaría Internacional

Via Piave, 15 C.P. 22

00046 Grottaferrata (Roma) IT

tel. +39-06-9411822

fax +39-06-9411822

email: villa.achillia@focolare.org

Movimiento de los Religiosos

Secretaría internacional

Via de la Selvotta, 25

00041 Albano L. (Roma) IT

tel. +39-06-9323875

fax +39-06-9321769

email: religiosi@focolare.org

 

 

 

 

Hechos de vida

Un Padre Blanco en África

Un Padre Blanco en África

Jos Van Boxel, belga, 23 años transcurridos en Zambia, Tanzania y Uganda con los “Padres Blancos”, relata su primer encuentro con el Movimiento de los Focolares y su elección de ser misionero.

[leer más]

Artículos

Teresa, la mujer fuerte

Teresa, la mujer fuerte

El 15 de octubre se conmemorará un nuevo aniversario de Teresa de Ávila (1515 – 1582), gran santa y mística española. Igino Giordani, político, escritor y hagiógrafo, escribe sobre ella en 1962: “era una cosmonauta audaz de lo divino; pero era también una mujer práctica, que conocía el mundo”.

[leer más]

Sor Leopolda Blasi

Sor Leopolda Blasi

Llega a ser una semilla de unidad entre consagradas de diferentes congregaciones.(1930 – 1º de enero de 2017)

[leer más]

Leopolda Blasi: comunión entre las religiosas

Leopolda Blasi: comunión entre las religiosas

Religiosa de las Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires, mujer de cultura y gran educadora. A partir de la relación con Chiara Lubich llega a ser una semilla de unidad entre consagradas de diferentes congregaciones.

[leer más]
12345...»