Algo de historia

Después del Concilio, en un período de crisis para las vocaciones sacerdotales, Chiara Lubich siente el impulso de poner de relieve a los seminaristas que en varias naciones estaban en contacto con el Movimiento de los Focolares. 70 de ellos se reúnen por primera vez en la Pascua de 1968, en el Centro Mariápolis de Rocca di Papa. “Sería una cosa maravillosa –afirma Chiara Lubichsi el Señor hiciera surgir un escuadrón de seminaristas que, con el espíritu de la unidad, no sólo salvaran su vocación, sino que posiblemente suscitaran durante el período del seminario tal irradiación de unidad que atrajeran a otros jóvenes”.

Es el nacimiento de una nueva expresión del Movimiento dirigida a los jóvenes llamados al sacerdocio: los Gens. Seguidamente, un número creciente de seminaristas hace propia la espiritualidad de comunión florecida en el Movimiento de los Focolares.

Unidos a ellos formadores plenamente injertados en la vida de su seminario, encuentran en el Ideal de la unidad una clave decisiva para responder con alegría y entusiasmo a su llamado. La comunión, en el Movimiento, con personas de las más variadas vocaciones, los lleva a una comprensión más profunda de su lugar en la “Iglesia-comunión”.

En especial la espiritualidad de la unidad los ayuda a hacer de Dios la elección fundamental de sus vidas, todavía antes del sacerdocio; a vivir con intensidad la Palabra de Dios para poderla anunciar como testigos creíbles; a conformar su vida a Jesús crucificado y abandonado como modelo del sacerdote; a ser constructores de unidad en el seminario y en sus diócesis; a abrirse a todos con el arte de amar que emerge del Evangelio.

El 29 de diciembre de 1994 Juan Pablo II encontrando a los Gens les dice: “Es una cosa buena que ustedes estén aquí en Castelgandolfo, porque ‘focolar’ se refiere a una cosa muy sencilla y muy profunda. Dice que hay un conjunto. Entonces la vocación del seminarista no es solitaria, eremítica, es una vocación para vivir juntos: vivir para los demás, en una familia más amplia. Yo pienso que la espiritualidad focolarina los prepara muy bien a esta vocación”.

Movimiento Gens3

Atraídos por este estilo de vida, también los seminaristas de que están en el colegio y otros jóvenes atraídos por el sacerdocio encuentran una luz para su camino. Así, en 1980 nace el Movimiento Gen’s3: una tercera generación del Movimiento sacerdotal.

Iniciativas

Son múltiples las iniciativas del Movimiento Gens para animar en los seminarios la realizaión de un estilo de vida comunitario y familiar: intercambio de experiencias del Evangelio vivido en pequeños grupos locales, encuentros regionales, campamentos de trabajo, vacaciones juntos, cursos de reflexión, etc.

A nivel mundial se organizan periódicamente congresos internacionales y se hacen circular noticias y experiencias a través de la revista de vida eclesial, Gen’s, en sus versiones impresa y on line.

_________________________________________

Para informaciones:

Centro Gens

Via della Pedica, 28

00046 Grottaferrata (Roma) – Italia

tel. +39-06-94315553

fax +39-06-94315917

E-mail: gens@focolare.org

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.