Costa de Marfil: se inaugura en Man el nuevo Centro Médico Social


20151013EquipeCMS«En estos años pienso que he atenido a unos 50 mil pacientes». Quien habla es Carlo Montaguti, médico focolarino, director del Centro Médico Social de la ciudadela de los Focolares en Man, Costa de Marfil. «En mi país, Italia, trabajaba como médico, pero no en forma tan intensa. Quien me precedió, todavía en los tiempos de la guerra, me dijo antes de irse: Carlo, si tú no los atiendes, nadie lo hará».

Los pacientes llegan también de noche. Se llena el registro sanitario en el apatam (el cobertizo) del frente, y después se entra para la consulta médica con uno de los tres doctores del Centro, de los cuales uno es musulmán. Los médicos indican los exámenes de laboratorio y más o menos en dos horas están listos los resultados. En una segunda cita se hace el diagnóstico y se prescribe el tratamiento. En una mañana se logra hacer todo. «No es poco tener un laboratorio de análisis en este pequeño centro de la periferia», continúa Carlo. «Trabajé 4 años sin laboratorio y fue realmente difícil». Luc Dro, responsable del laboratorio, explica que estando en una zona tropical, muy frecuentemente es necesario analizar si hay parásitos de malaria o de otras enfermedades endémicas, aunque el laboratorio tiene la capacidad para hacer un chequeo completo. En el Centro también hay una pequeña farmacia, donde se han registrado más de 100 mil consultas.

«Hacemos todos los esfuerzos posibles para que los pacientes sean el corazón de nuestro trabajo – dice el Dr. Alavo Bazini – y es esto lo que explica la numerosa afluencia. No es suficiente decir “la medicina es gratis”, si después las personas no están contentas. Y ésta es la originalidad de nuestro Centro». Cuando es posible viene un mediador cultural que traduce en lengua nativa.

«Tenemos también Internet y conexión wi-fi – explica el Dr. Eliassa Sow._lo que nos permite hacer investigaciones y colaborar a la distancia con otros médicos ». «Llegué en el 2004 –continúa el Dr. Montaguti – cuando el Centro estaba constituido por dos pequeñas habitaciones para las consultas y una para hacer curaciones. Las personas nos apreciaban sobre todo porque durante la guerra del 2002, en el momento más difícil cuando todos los extranjeros dejaban el país, decidimos permanecer allí arriesgando la vida. Entendieron que estábamos ahí por ellos y esto generó confianza». «Algunas veces nos sucede que el lunes, después que termina el fin de semana, los pacientes dicen: “Doctor, dejé la enfermedad para ti”. A menos que se trate de situaciones muy graves, prefieren esperar y sufrir un poco, ¡pero venir aquí!».

Uno de los puntos fuertes del Centro es también el equipo sanitario, que se involucra en todo el proceso de tratamiento. Cuando terminó la crisis político-militar y la situación en la región se calmó, el Centro se amplió y en el 2008 se transfirió a una nueva estructura. «Ya eso parecía un sueño –recuerda Carlo- pero después de dos años, por la afluencia de pacientes que era una pequeña muchedumbre –más de 80 al día además de los acompañantes-, nos dimos cuenta de que no era suficiente. Y seguimos soñando».

Así , el 10 de octubre pasado se inauguró el nuevo Centro Médico Social Focolares de Man, ubicado a pocos pasos de la Mariápolis Victoria, en función desde el 7 de septiembre. Tiene una arquitectura moderna en una estructura de más de 1000 metros cuadrados, que incluyó nuevos servicios: 15 camas, un consultorio dental, la sala de fisioterapia, dos nuevos aparatos de diagnóstico (ecografía, electroforesis de hemoglobina y microbiología). En estos últimos días se terminó el traslado del Centro de nutrición, para el tratamiento de la desnutrición infantil, que antes estaba en la zona de Libreville.

En la inauguración, junto a 300 personas, estuvieron presentes el Dr. Mabri, Ministro de Planificación y Desarrollo , el presidente de la Región de las Montañas, el Nuncio Apostólico Mons. Joseph Spiteri, el obispo de Man Mons. Béby Gnéba, el prefecto (que aquí representa al Presidente), el alcalde, el ex Ministro de Educación, el Director Regional de Salud, la televisión nacional, la radio y representantes de los periódicos.La inauguración tuvo un clima de fiesta también gracias a la presentación de la Compañía de Danza Tradicional Tro Afrique. Los jefes tradicionales presidieron una ceremonia en la cual, en el idioma nativo, el pueblo otorgó a los Focolares la tierra de los antepasados para el Centro Médico y lo bendijo.

Pero el evento tuvo también un matiz internacional gracias a los muchos mensajes de apoyo recibidos. Una página de Facebook con fotos y comentarios permitió seguir el evento en tiempo real. Se sumó a esto,, la gran cercanía, y un augurio, que llegó de parte de la presidente de los Focolares, María Voce: «que el nuevo centro médico contribuya a llevar adelante el proyecto de Dios de la Fraternidad universal».

 

Video de presentación del Centro Médico (en francés)

 

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *